18/05/2022

El periódico digital de Almansa

La receta inspirada en la Batalla de Almansa que Emilia Pardo Bazán incluyó en su estudio gastronómico

El recuerdo de esta receta conmemorativa se otorga a un fraile natural de Cataluña, la cual se convirtió en un plato «de pueblo»
platillo batalla almansa
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin

Quizá en la historia de Almansa no haya un acontecimiento tan importante como la trascendental batalla vivida en 1707. Dejando a un lado trabucos, rifles y banderas, hoy nos centramos en una peculiaridad gastronómica que nos dejó el famoso evento, ya que hablaremos del platillo de la Batalla de Almansa. Foto | Almansa Turística.


La Batalla de Almansa en la gastronomía

Estaremos de acuerdo en que alimentarse es una necesidad básica para el ser humano. Rezaba el dicho que nos dejaban los clásicos: Primum vivere, deinde philosophare. Que venía a decir que lo primordial es tener la tripa llena y después ya nos pondremos a pensar.

ecoVitab
Copiplux Almansa

Por supuesto, no nos alimentamos solo para sobrevivir. Luego está el buen comer, el gozo y disfrute de la comida, el placer de consumir los alimentos. Eso sí, entre necesidad y placer, existe una relación compleja que se condiciona por las relaciones de poder y las circunstancias sociales. El imaginario cultural choca entre los manteles adornados y las comidas populares. Estos «platillos» son de estas últimas, ya que son típicos de ambientes familiares y de orígenes rurales, como sinónimos de los guisados.

El platillo de la Batalla de Almansa

Aunque se desconoce la razón por la que el plato tomó el nombre de la Batalla de Almansa, lo cierto es que tan solo un poco más tarde se representó en el ámbito gastronómico. Curioso es que el recuerdo de esta receta conmemorativa se otorga a un fraile natural de Cataluña, una de las zonas más afectadas por las consecuencias de aquella batalla.

Aquel fraile del siglo XVIII se llamaba Josep Orri, y explica la nombrada receta en un manuscrito titulado Avisos, y instrucciones per lo principant Cuyner. Otros recetarios conventuales de aquel siglo lo copiaron, y tiempo después hizo lo propio el libro de cocina La cuynera catalana del siglo XIX.

platillo batalla almansa
Muestra del plato en una carta de un restaurante catalán

Como ingrediente principal tenemos los menudos de pollo, con un precio muy económico que lo convirtió en plato del pueblo. Añadimos panceta y cebolla, además de perejil, nuez moscada y pimienta. Acompañado con cucharadas de manteca, hay que mezclarlas con harina floreada en pequeñas cantidades a medida que se funde la manteca. Por último, se deja cocer media hora y se debe servir al día siguiente.

receta plato batalla almansa
Receta primigenia del platillo de la Batalla de Almansa

Decía Emilia Pardo Bazán, que incluyó la receta en La cocina española antigua, que era nuestro propio «pollo a la Marengo». Similar a aquel plato bautizado en honor a la victoria de Napoleón Bonaparte en Italia, eso sí, 100 años después.


Quizás te interese:

Archivado en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.