11/08/2022

El periódico digital de Almansa

El Pantano de Almansa, la guía definitiva

¿Cómo llegar al Pantano de Almansa? ¿Qué actividades pueden realizarse? ¿Cuánta capacidad tiene el embalse? ¿Están habilitadas la pesca y el baño? Historia, rutas y más en La Tinta de Almansa
Pantano de Almansa

El Pantano de Almansa es uno de uno de los parajes más representativos de la provincia de Albacete. Se trata de un embalse artificial de forma alargada y contorno irregular sin salida al mar, que almacena torrentes temporales ocasionados por las lluvias. Es el caso del agua que proviene de Las Fuentes de Alpera, conducida desde esta villa hasta la presa de Almansa por un cauce de unos 22 kilómetros de largo. En ella se contienen también los torrentes de la rambla de La Canaleja y otros barrancos.


El valor patrimonial del embalse es incontestable, pues su presa fue la primera que se construyó en la provincia y una de las más antiguas de toda Europa de las que todavía siguen en uso. Su presa, orientada al norte, tiene unos 20 metros de altura y está formada por varias partes que corresponden a los diferentes recrecimientos que ha sufrido desde que fue construida, a principios del S. XVI. El pantano, no obstante, ha propiciado el asentamiento de comunidades humanas desde la Prehistoria.

ecoVitab

¿Cómo llegar al Pantano de Almansa?

El embalse está situado en el municipio español del mismo nombre, dentro de la provincia de Albacete, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Su propietario es el Ayuntamiento de Almansa y pertenece al ámbito territorial de la Cuenca Hidrográfica del Júcar. Está situado a unos 7 kilómetros del casco urbano de la ciudad. Para llegar es necesario hacerlo en coche, moto o bicicleta.

Salga de Almansa por la A-31 (Autovía de Alicante) dirección Albacete y tome la salida 140 hacia el Santuario de Belén. A partir de ahí, conduzca cinco minutos hasta el destino, siguiendo las señalizaciones. Todo el camino está asfaltado y el pantano cuenta con seis aparcamientos gratuitos situados en zonas estratégicas, muy cercanas a la lámina de agua.

¿Dónde comer cerca de la zona?

Los visitantes pueden llevar bocadillos, fruta y bebidas, pues la zona de descanso está equipada con bancos, mesas, papeleras y contenedores, además de señalización vertical. Es accesible para personas en silla de ruedas o con movilidad reducida.

Si prefiere acudir a un restaurante, a pocos minutos en coche del Pantano de Almansa se sitúa el Ruta de Levante, que ofrece variedad de platos caseros y típicos de la zona, así como los propios de la cocina española mediterránea. Sirven desayunos, comidas y cenas. Tienen barra y servicio de mesas en la planta baja, accesible para personas en silla de ruedas. El menú cuesta 12 euros aproximadamente.

¿Cuánta capacidad tiene el pantano?

El pantano embalsa 28 millones de metros cúbicos (3 hm3) que se emplean para regadío. Mide 25 metros de altitud desde los cimientos. Sus dimensiones aproximadas son 2,2 kilómetros de longitud, ocupa un área de 39,7 hectáreas y la superficie de su cuenca es de 203 km2. El embalse tiene una altitud de 760 metros sobre el nivel del mar.

Actividades en el Pantano de Almansa

Este lugar ofrece entretenimiento para rato. Se trata de una visita obligada para todo amante de la aventura y, sobre todo, de la naturaleza. Ubicada allí, encontramos la Oficina de información o el Museo al aire libre, una ruta señalizada con paneles que relatan la historia, así como la flora y fauna características de este entorno lacustre. Se trata de un área semiprotegida, declarada reserva natural o ecológica y óptima para la observación de aves.

Las inmediaciones, además, están equipadas con dos zonas lúdicas que incluyen una área infantil con areneros, barras de equilibrio, rocódromo y juegos de troncos; así como una zona de uso deportivo con banco para abdominales, escalada, espalderas y barras para flexiones. El centro de actividades acuáticas del Pantano de Almansa también está situado allí. La empresa que lo gestiona facilita la organización y gestión de eventos deportivos, ocio-educativos y de tiempo libre en las aguas y alrededores del embalse.

Si quiere conocer este paraje y sus ramblas en todo su esplendor, La Tinta de Almansa recomienda hacerlo dando un paseo o en bicicleta. Existen varias rutas que recorren toda la zona, ideales para caminar, hacer deporte y acercarse a la cultura o la naturaleza.

¿Están habilitados el baño y la pesca?

Es habitual preguntarse si en el Pantano de Almansa podemos darnos un baño o ir a pescar. La respuesta es sí, sus aguas pueden aprovecharse para distintos usos recreativos de manera secundaria (su uso principal es la extracción para regadío), según una ordenanza aprobada en 1986.

No se contemplan restricciones para la pesca y caza en el embalse y su entorno. Tampoco se prohíbe bañarse o hacer natación en él. De la misma manera, es posible navegar en sus aguas, ya sea con barcas a remo, vela o motor.

Actividades en el Pantano de Almansa
Piragüas en el Pantano de Almansa | Blue Hotels

Impactos y desbordamientos

El Pantano de Almansa se ha desbordado en varias ocasiones. Esto es peligroso para el mantenimiento de las infraestructuras aledañas, pues junto a la orilla norte pasan la línea de ferrocarril convencional de Madrid a Alicante y la A-31 (autovía de Alicante). Por otro lado, se ha advertido del uso abusivo de sus aguas para riego en varias ocasiones, a lo largo de la historia del embalse.

Una mala gestión de las extracciones afectaría negativamente al estado ecológico de todo el conjunto y tendría un impacto medioambiental grave en su entorno, según informan organizaciones como Greenpeace España. El pantano, no obstante, ha estado protegido por el Ayuntamiento de Almansa desde su adquisición oficial, tras el cedimiento de la Sociedad del Pantano, en 1996.

Historia del Pantano de Almansa

El pantano ocupa el lugar donde, antiguamente, se situaba un humedal llamado Regajo de Peñarrubia. Allí, las aguas de Alpera (junto con las aguas de lluvia) se mantenían embalsadas de forma natural, hasta el S. XVI. Esta pequeña cubeta tenía, aproximadamente, el mismo aspecto que la cabeza del pantano.

Las primeras obras se inician entre 1530 y 1538. Se construye, así, un primer muro de mampostería que resulta insuficiente y que, además, supone un peligro para la población en el momento de crecida de las aguas por las fuertes lluvias.

El consistorio manda entonces realizar un nuevo proyecto: un muro con forma de arco y con gradas que hace un total de 16 escalones. Estará compuesto por dos cuerpos: el inferior, que es donde se abre la bóveda de la toma de riego o Botana, y el superior, un graderío que va reduciendo el grosor de la construcción conforme gana altura (de los 16 a los tres metros).

La construcción se finalizó en 1584, fecha que está inscrita en piedra en el desagüe del pantano. El mismo año se labra en su fachada la corona que reza: «Soli Deo honor et gloria», que significa «Solo a Dios el honor y la gloria».

Aunque más robusta y resistente, la presa seguía sin contener el agua. Es por esto que, a finales del S. XVIII, se recrece. En este caso, se utiliza un muro de trazo poligonal que eleva su altura considerablemente. Más tarde, entre 1915 y 1938, se realiza una limpieza de fangos y se construyen la nueva botana (a partir de una torre cilíndrica) y un amplio aliviadero al este de la misma.

Posteriormente, probablemente debido a su colmatación, se realizaron nuevos recrecimientos de la presa. El último data del año 1921. La gran rehabilitación del pantano se llevó a cabo en 2008, cuando se realiza una limpieza total de lodos, adecuación y restauración de partes deterioradas e instalación de nuevos elementos para una consistencia del contenido y evacuación de sus aguas óptimas.


JCCM

Quizás te interese:

Archivado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.