28/11/2022

El periódico digital de Almansa

Lo que cuenta el zanjón de Almansa: arte, olvido y hormigón

El zanjón es uno de los lugares más curiosos de Almansa, no es una localización turística, no es bonita ni glamurosa pero habla de nuestra ciudad más de lo que pensamos. La Tinta de Almansa te trae lo mejor y lo peor que puedes encontrar si echas un vistazo al conocido zanjón
Lo que cuenta el zanjón de Almansa

El zanjón es una rambla artificial de varios kilómetros de longitud que rodea la población de Almansa. Fue edificado para evitar las constantes inundaciones que sufría nuestra ciudad. Hay partes de este entramado de hormigón llenas de matojos y desperfectos generados por el cauce que lo habita después de cada tormenta, pero también encontramos cientos de historias, objetos abandonados en un tiempo incierto, huellas de vida y sobretodo mucho arte.

Jornadas Gastronómicas Almansa

En este artículo, La Tinta de Almansa se adentra en lo más recóndito de esta estructura que, en silencio y olvidada, tantas vidas ha salvado.


ecoVitab

La trinchera de Almansa

En el zanjón o en sus alrededores encontramos todos los días a personas haciendo deporte, paseando o acompañando a sus perros en las salidas diarias. Desde dentro se observa Almansa cómo desde una trinchera y encontramos fotografías muy interesantes.

El zanjón de Almansa es como una trinchera

Un punto de vista diferente

Lo que la lluvia se llevó

El olvido y el abandono también se pueden sentir en este extraño lugar, podemos encontrar objetos irreconocibles, juguetes abandonados o las peripecias de algún grupo de chavales con un carro de la compra. Todo lo que se lleva el agua fue en algún momento propiedad de algún vecino.

El olvido se puede sentir

Los objetos abandonados que puedes encontrar

Arte urbano dentro del zanjón

En concreto hay un tramo del zanjón, la parte más cercana al puente que lleva a la carretera de Yecla, donde podemos encontrar obras de arte urbano (grafitis) con décadas de antigüedad. Las firmas de los grafiteros más conocidos de la comarca, e incluso del país, siguen estampadas en sus muros laterales. También hay cientos de declaraciones de amor en tinta.

El zanjón nos habla de lo desconocido, de aquello que ignoramos pero existente, de todo lo olvidado por los almanseños. Es un guardián silencioso cuya función es salvar a Almansa de otra tragedia como la gota fría, pero también es el mural de los mejores artistas urbanos, no pocos, que han desarrollado su don en las paredes de esta rambla artificial.

El mejor museo de Almansa

Arte urbano en todo su esplendor


Telepizza Almansa
Telepizza Almansa

Quizás te interese:

Archivado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *