ANÚNCIATE CON NOSOTROS

21/02/2024
la tinta de almansa noticias

El periódico digital de Almansa

«Un grave brote de cobardía golpea a Almansa»

editorial la tinta planta biogás

Editorial de La Tinta de Almansa: El periódico independiente de la ciudad. | Un nauseabundo olor recorre las calles de Almansa. Un pestuzo a mafia, corruptela, ausencia de empatía, políticos cobardes y falta de principios que bien nos puede acabar costando la salud y nuestro entorno natural. Y es que parece ser que con la llegada de una empresa valenciana de fertilizantes y biogás a nuestra tierra querida también ha llegado un brote de hipocresía que nos invita a escribir estas líneas. Eso sí, las escribimos con profunda tristeza, con hastío, incluso agotados: parece que los ciudadanos de a pie estamos solos ante una canallada de más de 300 mil toneladas. Los habrá que consideren como muy negativo este texto, pero créanme que la situación a la que se arriesga toda Almansa es aun peor. 

Sin noticias de Holanda 

Los políticos de hoy en día hacen más fotos que buenas acciones. Por ejemplo, este periódico ha sido testigo de como el Excelentísimo Ayuntamiento de Almansa convocaba a los medios de comunicación y movilizaba al alcalde y al concejal de Medio Ambiente para inaugurar una fuente para beber agua. Sí, aunque parezca un chiste, así se estila en la política de esta nuestra ciudad, sean rojos o azules. Si inauguras una fuente: foto. Si vas a ver una exposición: foto. Si hablas con una mujercita mayor por la calle: foto. Si anuncias la temporada de setas: foto. Y así con miles y miles de temas de relativa o trivial importancia que vienen acompañados de auténticas sesiones fotográficas de nuestros queridos representantes políticos.

Cual es la sorpresa de este periódico al comprobar como el mismo alcalde y el mismo edil de medio ambiente se marchan a Holanda a gastos pagados por una empresa privada que va a realizar un macroproyecto en la ciudad. Supuestamente, el viaje estaba planeado para comprobar cómo son las instalaciones del biogás y así amansar la preocupación que se suscitaba por la generación de molestias.

Pero la realidad es que de este viaje no tuvimos ni una foto, ni una nota de prensa, ni un comentario informativo para «amansar la preocupación que se suscitaba». No supimos absolutamente nada, aunque se supone que era un viaje muy importante. Meses más tarde, el PP aprobaba la ampliación de la planta de biogás con sus votos en el pleno junto con los de Ciudadanos. ¿Por qué se realizó este viaje en silencio y sin transparencia? ¿Por qué el silencio y la falta de transparencia es eje vertebrador de este proyecto de macro planta de biogás? Juzguen ustedes mismos.

Señores de traje y acento valenciano

Varias personas vienen siendo testigos del acoso que simpatizantes de la empresa de biogás llevan a cabo contra los activistas almanseños. Por ejemplo, se han visto situaciones en los que señores con traje y acento valenciano se mofaban en voz alta y públicamente de un jubilado local en plena Rambla de la Mancha por mostrarse en contra de su proyecto. 

Pero este no ha sido el único suceso de acoso, estas personas simpatizantes de la empresa forastera atacan como un clan organizado a los que luchan para que Almansa no se convierta en el vertedero de todas las provincias colindantes, les insultan por la calle e intentan amedrentarles con amenazas.

Otro episodio se pudo ver en vivo y en directo: nuestros compañeros de TV Almansa eran acosados por un desubicado cuando realizaban su trabajo, agarrando su cámara e increpándoles con insultos y amenazas. 

Las personas que quieren echar un vistazo a la Laguna del Saladar o acudir a la zona para comprobar si ya se están realizando trabajos en ella también sufren amenazas e incluso amagos de atropello con vehículos a motor. Cuidado si paseas por el final del camino de la Columna, a pesar de ser público, esta gente lo ha tomado como propio y pueden echarte de manera ilegal, amagando el uso de la violencia. 

Por no hablar que este mismo periódico ya recibe insultos, comentarios e intentos de boicot a través de diversos canales para dejar de informar sobre la posible planta de biogás. Presiones que llegan, en su totalidad, de la Comunidad Valenciana. Más concretamente desde Llutxent. Un municipio donde pueden dar fe de la nula diligencia de cierta empresa de fertilizantes.

Una mujer muy indignada nos intenta amedrentar con mensajes amenazantes y nos dice desde Llutxent que nuestro periódico le huele a «pan quemado». Aprovechamos y recogemos el guante para decirle que a nosotros su empresa amiga nos huele a cadáveres en descomposición, a restos alimenticios caducados, a una laguna del Saladar sin flamencos… En concreto, su empresa amiga nos huele a 321 mil toneladas de desechos al año llegando diariamente a Almansa.

Si los responsables de esta empresa se comportan así públicamente y ante las cámaras, mostrando un total desprecio por la gente de Almansa, nos preguntamos qué harán con su actividad cuando la macro-planta sea instalada y puedan trabajar sin mayor presión. Recordamos que la empresa que antes estaba ubicada en esta planta fue condenada por el grave deterioro causado en el suelo de la zona: Condenan a 5 años de prisión al administrador de una empresa que realizó en Almansa «una actividad plagada de irregularidades».

Judas

El brote de hipocresía pegó fuerte a personas que a lo largo de su vida han demostrado tener conciencia social y medioambiental. Deben saber los almanseños que entre sus vecinos puede haber judas que por menos de 20 monedas de plata podrían condenar a su pueblo a un via crucis de hedor, insectos y acuíferos contaminados.

Sinceramente nos preguntamos: ¿Cómo se siente al traicionar tus principios y a toda tu vecindad por cuatro míseros duros? Si tanto quieres «lo mejor para Almansa», ¿porqué no escuchas y defiendes a sus ciudadanos y sí das voz y fuerza de trabajo a una empresa forastera?

Queremos deciros algo. Aunque hagas lo que sea por ganar dinero, vas a morir algún día. Intenta dejar una buena herencia a tus hijos o al menos a los hijos de tus amistades en forma de ciudad limpia, agradable, sin hedor en su ambiente. 

Tibieza y silencio

Y así, entre viajes a Holanda, acoso a almanseños y traidores a la tierra, llegamos a la última instancia: un Ayuntamiento donde se acaba el tiempo para salvar a la ciudad de ser el vertedero de la provincia y mismo lugar donde hay que extraer la información con sacacorchos y a regañadientes.

Por muchas herramientas y argumentos legales que se han ofrecido desde la ciudadanía a un Equipo de Gobierno que se posicionó públicamente en contra del proyecto del biogás, no se ha materializado ninguna acción para detener esta demencia. Una barbarie a todas luces que tiene en contra a la enorme mayoría del pueblo pero que desde el PSOE tratan de manera olvidadiza, dando largas a los afectados y mareando la perdiz con declaraciones públicas superfluas. Llegó la cuenta atrás y a falta de un par de semanas para conocer si se hará definitiva esta planta de fertilizantes, los socialistas echan balones fuera y manejan la incertidumbre y preocupación de sus vecinos como si de otra variable electoral se tratara. 

La cobardía y falta de compromiso político costará a Almansa unas fiestas plagadas de moscas, un verano apestoso y un interminable ir y venir de camiones cargados con toneladas de desechos. Y es que cuando la tibieza, el silencio y el miedo a equivocarse reinan en la sede de la soberanía popular, desde técnicos a ediles, los intereses de las grandes corporaciones aplastan los derechos del pueblo.

¿Cómo le vamos a pedir valentía a la ciudadanía cuando ni su propio consistorio la tiene? 

Ha llegado el momento de no ser tibios. De romper con el silencio. De remar juntos en la misma dirección. 

Y tristemente, este solo es el primer capítulo de una constante y creciente crispación social generada por un proyecto de iniciativa privada que recibió más de 700 alegaciones por registro de entrada. Si en el Ayuntamiento, tanto el PSOE de Pilar Callado como el PP de Javier Sánchez Roselló o la Izquierda Unida de Cristian Ibáñez, no tienen miedo a las fatales repercusiones que traerá la mafia del biogás a Almansa, deberán temer la respuesta de sus votantes. El hedor llegará hasta las urnas y el castigo electoral será igual de doloroso para los políticos que la implantación de esta macro-planta para los vecinos.

Es sencillo 

El mensaje es muy simple: no se puede instalar una macro planta de este tipo a escasos 600 metros de la primera vivienda y a 3 km del comienzo del núcleo urbano de Almansa. Este proyecto no traerá beneficio económico y no generará empleo, pero sí que traerá a nuestras calles el doble de desperdicios que genera toda la provincia de Albacete en todo un año y confirmará la desaparición de la Laguna del Saladar como vergel de especies. 

Además, Almansa se verá dañada a nivel empresarial ya que el próximo polígono está previsto en la propia carretera de Alicante, donde esta planta emitirá una pestilencia insoportable acompañada de millones de moscas y mosquitos. Por no hablar del verano que se vivirá cada año en Almansa: cuando vivimos con las ventanas abiertas por el calor, el viento traerá toda la inmundicia de esta planta de biogás hasta lo más profundo de tu hogar. 

¿Se imaginan la Batalla de Almansa con mascarillas? ¿Y unas fiestas de mayo con plaga de moscas? ¿La media maratón con hedor y componentes químicos perjudiciales flotando en el aire? ¿Como será invitar a tus seres queridos a Almansa y que lo primero (y último) que perciban sea una pestilencia insoportable? ¿Por qué se les da tantas ayudas a una empresa que ha demostrado reiteradamente su falta de educación y sus constantes ataques a la vecindad almanseña mientras que al pequeño empresario se le suben las tasas municipales? Por mucho que lo intentamos, no lo podemos entender y exigimos valentía a nuestros representantes.

Nuestra posición como periódico verdaderamente independiente

Querido lector o lectora, desde La Tinta de Almansa sabemos cuál es nuestro lugar y está con la vecindad. Somos un periódico verdaderamente independiente que no se achanta ante amenazas ni presupuestos millonarios. Un medio que a pesar de su humildad, nunca rendirá genuflexión a los poderes económicos o políticos. Si esto supone nuestro pronto fin, al menos viviremos con la conciencia tranquila y demostrando que un periodismo comprometido puede ayudar a cambiar las cosas. Queremos deciros que este artículo se escribió por primera vez el 11 de octubre de 2023 y desde entonces hemos esperado para publicar, confiando (mal por nuestra parte) en la buena fe y buen hacer de nuestros políticos, sean azules o rojos. Pero sin duda alguna quedó claro que no podemos confiar en la política para resolver problemas humanos cuando hay dinero de por medio. Solo el pueblo salvará al pueblo. 

Por el momento seguiremos en la calle. Seguiremos luchando junto a la ciudadanía en sus causas justas. Seguiremos contando cosas que otros no se atreven ni siquiera a mencionar. Nuestro lugar es Almansa, nuestro compromiso está con su gente y con todo lo que ello implica.

Periodismo libre. Periodismo para el pueblo. La Tinta de Almansa. 

Quizás te interese:

Archivado en:

2 comentarios

  1. Me parecéis un grupo valiente, digno y claramente comprometido con el pueblo que me vio nacer. Yo soy un hombre jubilado y no soy en absoluto rico!!! Pero lo que tengo quiero ponerlo, al menos en parte, a vuestra disposición. Soy consciente de que batallar con este tipo mafias sale caro. Me comprometo a una aportación con carácter regular. La gente de Almansa reacciona casi siempre tarde, lo sé por experiencia, aunque lo que vaya a perder sea su bien más preciado.

  2. El consistorio debió dejar sin contestar la petición de actividad solicitada por la empresa de Biogás y abonos orgánicos. Modificar el Plan General Urbanístico, como hizo el Municipio de Albacete, PROHIBIENDO la instalación de empresas nocivas e insalubres. Bastaba copiar lo que hizo la corporación de Albacete. Por cierto, esta idea partió de Grupo Socialista y el Grupo popular la hizo suya. ESO SI QUE ES AMAR A ALBACETE!!!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *