24/11/2020

Periódico digital de Almansa

FEDA_DIPUTACIÓN

«Libros: los abuelos inmortales», por Jorge Cano

Si el propio Sócrates estaba convencido de su absoluta ignorancia, manteniéndola incluso en su apología final antes de ser condenado a muerte, ¿tanto más sabios que él nos consideramos nosotros?
Jorge Cano Almansa
Talleres Vicente Soriano

Una conversación de ascensor, una charla en el banco del parque, un chascarrillo en el almuerzo del trabajo, una publicación en redes sociales

Opticalia Visión Almansa
 
Tomas Catalan

Sorprende el descaro, atrevimiento, e incluso insolencia con que nos permitimos el lujo de espetar opiniones como si constituyesen axiomas de verdad inquebrantable sobre cualquier tema que se nos presente por delante, sea cual fuere la naturaleza del mismo: economía, política, sociedad, pandemias…

Kadylux Electronics
 
ecoVitab

Lejos de querer privar a nadie de su derecho a opinar, Dios nos libre, sería importante tomar conciencia de que para realizar juicios críticos, competentes y sensatos se precisa de una preparación exhaustiva, erudición, y sobre todo humildad. Por medio de los libros podemos vernos las caras de forma íntima con nuestra propia ignorancia y recibir una bofetada de humildad, comprobando que lo que conocemos es una nimiedad en comparación con lo desconocido.

Copiplus
 
MBVB Arquitectos

Además, cuenta con la ventaja de que es un proceso discreto y silencioso: no es necesario confesárselo a nadie ni avergonzarse públicamente por ello. No hace falta declarar nuestra ineptitud a los cuatro vientos ni herir nuestro orgullo, que es sagrado, claro está. Los libros son historia, son experiencia, son reflexión, son conocimiento, son nuestros abuelos inmortales.


 
Javier Navalón - Diseño Web

Si el propio Sócrates estaba convencido de su absoluta ignorancia, manteniéndola incluso en su apología final antes de ser condenado a muerte, ¿tanto más sabios que él nos consideramos nosotros? Hagamos cada uno nuestra función lo mejor posible y dejemos que cada uno haga la suya; exijámonos, preparémonos, pensemos, eduquémonos, mejoremos, aprendamos, reflexionemos. Cojamos un libro. Abracemos a nuestros abuelos.

Archivado en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Otros artículos de interés

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *