ANÚNCIATE CON NOSOTROS

22/04/2024
la tinta de almansa noticias

El periódico digital de Almansa

Lo más triste del Día de la Mujer en Almansa

«El Día Internacional de las Mujeres ya es de todas las personas que luchan por la igualdad de manera sincera, de todas las formaciones políticas que respetan los derechos humanos»
opinión boicot pp dia mujer castilla la mancha

A los partidos políticos se le llena la boca hablando de unidad. Unidad que en nuestro país suelen respetar y defender a ultranza en términos territoriales: la inquebrantable unidad de España supone para muchos partidos un eje vertebrador de su código fundacional y de su discurso nacional. Postura legítima e incluso necesaria para el buen devenir de un estado.

Aspecto más subjetivo es el uso electoral que ha hecho el partido de Paco Núñez con respecto al término unidad un día tan importante como el 8 de Marzo, utilizando el concepto como arma arrojadiza.

Sinceramente me pregunto: ¿Qué puede unir más a una ciudad que el cariño, respeto y amor por una de sus más queridas profesoras? No hay bandera, himno, tradición o cultura que unifique más que la figura de una persona que enorgullece a su pueblo, no solo por su faceta impecable como profesional, sino por su gigante altura como persona.

Pues bien, en un Día Internacional de las Mujeres, cuando toda la comunidad autónoma pone el foco en nuestra tierra querida a raíz de un acto institucional regional, han sido estos adalides de la unidad de España quienes se han propuesto partir por la mitad a una sociedad unida por la igualdad entre hombres y mujeres y por el respeto a una almanseña de pro.

Expongo a continuación los varios puntos por los que hoy redacto este artículo de opinión, que algunos considerarán de diatriba, pero que desde mi punto de vista como analista de la actualidad diaria de Almansa etiqueto como necesario, ya que el Partido Popular ha sobrepasado todas las normas de decoro, deferencia y respeto institucional. Me vais a permitir la confianza, querida lectora y lector de La Tinta, para deciros que escribo todo lo siguiente con tristeza y un profundo sentimiento de desazón, ya que parece que todavía hay partidos políticos con una brutal representación parlamentaria que no cumplen con las expectativas que exigimos desde esta nuestra sociedad: que es igualitaria, al menos conceptualmente.

Y antes de empezar a exponer mis argumentos, vuelvo a remarcar que estas líneas atienden a una opinión personal, pero nunca a una intención personal, ya que los que me conocen sabrán que mi fiel compromiso con Almansa me obliga a dejar a un lado ideologías partidistas. De veras os digo, queridos amigos, que trago bilis en más de una ocasión para mantener las discrepancias vecinales dentro un riguroso debate basado en informaciones contrastadas y alejado de foros irrespetuosos que solo llevan a la confrontación innecesaria.

Sin más explicación, comienzo con mi postura.

El NO al acto Institucional del 8 de marzo

El Comité Ejecutivo Regional del Partido Popular presidido por Paco Núñez decidió no participar de los actos institucionales de Castilla-La Mancha para el día de la mujer. Una decisión política que basan en la problemática generada por la denominada ley del «Solo sí es sí», en especial por la reducción de condenas que ha provocado la liberación de presos.

Con esta decisión, el PP no solo se posiciona en contra de una ley, sino que la personifica con cargados tintes demagógicos sobre un gobierno regional que podrá gustar más o menos, pero que carece de competencias para cambiar dicha normativa.

Consideran desde el PP-CLM, a través de declaraciones de Carolina Agudo, que el acto institucional celebrado en Almansa es «un acto de blanqueamiento de Page», lo cual indica que para el PP las protagonistas no son las homenajeadas, sino la figura de un presidente que, siendo sinceros, poco importa a familiares, conocidos y amigos de las mujeres referentes que acudieron al acto con el único objetivo de acompañar a sus queridas madres, tías, profesoras, compañeras…

Además, con esos términos en su lenguaje (me refiero al concepto «blanquear») señalan con el dedo a todos los asistentes al evento: desde profesionales de la comunicación, hasta las propias homenajeadas, pasando por toda la representación de la sociedad civil que acudió. Basta ya de hablar de blanqueamiento como si Page fuera un terrorista y Núñez Nobel de la Paz. Esto es demagogia pura, y bien lo sabemos los periodistas, que nos acusan de barbaridades tales como «blanquear el fascismo» por cubrir la información de partidos de derechas, entre los que se encuentra el Partido Popular.

Siguiendo el hilo, al negarse a acudir a estos eventos oficiales, desde el PP de CLM no solo inician una campaña de desprestigio a toda la institución regional (esa misma que ellos quieren gobernar), sino que abren una brecha más y totalmente innecesaria dentro de una sociedad que ya avanza unida en pos de la igualdad entre hombres y mujeres.

La bochornosa campaña del camión

Mientras la vecindad presumía orgullosa de sus mujeres referentes, por las calles de Almansa se paseaba un camión con un lema al más puro estilo del grupo ultra Hazte Oír: «Los violadores, a la calle. Y ellos lo sabían». El slogan iba acompañado de una foto de Page y Sánchez.

El camión contratado por las Nuevas Generaciones del PP de Castilla-La Mancha, que suena más a berrinche de la directiva popular de CLM que otra cosa, no deja de ser otro mensaje de división ante un día de unidad. Más aún si cabe cuando un día antes se reformó la ley con los votos a favor del PSOE y PP, escenificando así una ruptura con Podemos de la que todos salen contentos.

Y no me quiero perder en estas historietas precisamente porque lo que no parecen entender los dirigentes políticos (y esto puede ir por todas las denominaciones) es que muchas veces las batallas políticas no son las batallas de la calle. El miércoles, tanto por la mañana como por la noche, Almansa estaba con la mirada puesta en mujeres de reconocido prestigio, mujeres ejemplares, mujeres que derriban muros y no los quieren levantar.

Los debates políticos tienen su tiempo y su espacio. El PP de CLM, al igual que el PSOE u otro partido con representación, aparece todos los días en diferentes medios de comunicación, tanto a nivel local, como provincial, regional o nacional. Ambos partidos tienen el espacio y tiempo que merecen como formaciones de gran representación electoral y no deben trasladar sus desencuentros a esferas donde lo que se busca precisamente es el encuentro, el intercambio y la unidad.

Con esto quiero decir, no era momento, lugar ni ocasión para crispar una situación en la que no hay debate: reconocer el trabajo de 8 mujeres paisanas. El protagonista del 8M no es ni Page, ni Núñez, ni Sánchez, ni Feijóo, pero sí es cierto que el pasado 8 de marzo hubo una formación política que intentó arrebatar el protagonismo a las mujeres. Esta vez ha sido el Partido Popular con una campaña bochornosa, y citando al que considero un buen dirigente: «de política de baja estofa».

Simplificando a un lenguaje más popular: si gobiernas debes ir al acto, si no gobiernas y tienes representación debes ir al acto. Si no vas, no lo manches con debates superfluos, no generes crispación ante un evento de homenaje a mujeres ejemplares. No me parece tan difícil de comprender.

El uso partidario del Teatro Regio y de las mujeres locales

Cuando desde la administración regional se solicitó el espacio del Teatro Regio para realizar este importante acto, el consistorio local rechazó la propuesta escudándose en que el 8 de marzo ya había un acto programado en este lugar. Ese acto es el de Homenaje a 8 Mujeres Almanseñas que realiza la asociación «Mujeres en Igualdad», formación de carácter social conformada por el Partido Popular.

Siempre afirmaré sin miedo y además con orgullo de almanseño, que este acto de Mujeres en Igualdad es uno de los mejores eventos que hay en Almansa. Una velada que pone en el foco de cada 8M a mujeres que conforman pilar esencial de la sociedad almanseña. Un acto más que emocionante para las protagonistas y toda su familia que situará siempre a «Mujeres en Igualdad» y sus voluntarias como una asociación que realmente otorga el reconocimiento debido a sus vecinas.

El problema y la polémica radica al conocer que este acto nunca se realizó en el Regio y nunca se realizó un 8 de marzo. Siempre se desarrolló en el Teatro Principal (y sin problemas de aforo por mucho que se empeñen en negar la realidad) y en fin de semana (para asegurar la mayor afluencia de público).

Fuentes cercanas a la organización del acto regional «De Igual a igual» afirman que este cambio de lugar y de fecha responde únicamente a razones electoralistas y sospechan que el Gobierno Local del PP adjudicó el espacio a su asociación hermanada para contra-programar el acto regional.

A este acto sí que acudió Paco Núñez. Su gabinete de comunicación se puso especialmente exquisito al derivar a los medios, y cito textualmente, esta información en uno de sus comunicados de prensa: «Un acto multitudinario organizado por Mujeres en Igualdad, que ha congregado a 700 personas en un abarrotado Teatro Regio de Almansa, el recinto escénico con mayor capacidad de la ciudad, por delante de otros espacios de la ciudad, como el Auditorio de la Unión Musical que cuenta con 480 plazas».

De verdad que me parece lamentable el hecho de poner a competir de manera indirecta a las mujeres homenajeadas con debates inútiles sobre afluencia de público. Mensaje para todos los políticos que juegan a esto: Reservarse el «yo soy mas que tú» para otras ocasiones.

Sea como sea, una vez más, en este 8M para el olvido en la historia del PP de CLM, se ha vuelto a utilizar a mujeres referentes para un uso a todas luces partidista.

Dejar sola a la única persona que demuestra deferencia: Javier Sánchez Roselló

Javier Sánchez Roselló no acató las indicaciones de su partido y acudió al acto en un gesto de unidad. Llama la atención el hecho de que su discurso no fuera incendiario, nada que ver con algunos aspectos del que leyó Page, donde se utilizaron términos demasiado agresivos que tampoco comparte el que escribe esta lineas. Por lo que he podido saber, Roselló recibió indicaciones desde arriba para que utilizara su discurso como un manifiesto político en contra de la Ley del «Solo sí es sí». El hecho de no hacerlo en ese espacio, donde repito se busca la unidad y el intercambio, le honra como alcalde.

De la misma manera acudieron Marta Rico, edil de Igualdad; y Benjamín Calero, edil de Juventud. Y es importante citar sus nombres porque con su presencia no se solucionan ni empeoran los problemas de la ley del «Solo Sí es Sí», pero sí que suman en favor de la unidad y del respeto por su propia ciudad. 

Por mucho esfuerzo mental que hago para entenderlo, no llego a comprender cómo el Partido Popular dejó solos al alcalde y a los jóvenes concejales en un escenario repleto de todo tipo de autoridades: Consejerías regionales, presidencia de la comunidad autónoma, altos mandos militares y judiciales, personalidades eclesiásticas y centenares de vecinos y vecinas.

Esto que indico a continuación es algo que se debería decir desde hace tiempo y hoy reúno el valor y lo digo: El espacio de Núñez debe terminar donde empieza el de Roselló y bajo ningún concepto debería afectar al segundo los designios y objetivos electorales del primero. Más si cabe cuando de por medio hay una campaña de desprestigio tan rastrera.

Para más inri: un almanseño que busca el conflicto en su propia tierra

Y ahora toca el turno de hablar de nuestro ex-alcalde Francisco Núñez. Un alcalde que consiguió unificar a la mayoría absoluta del electorado almanseño consiguiendo 11 concejales electos. ¿Qué pensaría aquel Núñez alcalde con mayoría absoluta y recién último presidente de la Diputación de Albacete de estos desplantes institucionales que hoy practica él mismo?

Núñez junto a su Ejecutivo Regional del PP ha orquestado una campaña de crispación, dejando a un lado a las mujeres homenajeadas y paseando un bochornoso camión de carácter electoralista en su propia ciudad que bien podría haber levantado confrontación entre vecinos y vecinas.

Paco comentó el mismo miércoles 8 de marzo ante los micrófonos de este periódico lo siguiente: «Hay que salir de ese maremágnum de enfrentamiento, hay que volver a la senda del entendimiento, hay que volver al consenso». Estoy de acuerdo, pero es de necesidad indicar que con la estrategia que el PP de CLM ha llevado a cabo estos días vamos en dirección contraria a esa senda. 

Núñez, el mismo que unificó el voto de más de 6.000 personas almanseñas, es el que ahora impone su agenda a costa del desencuentro vecinal de su propia tierra y dejando «solo» a uno de sus alcaldes más importantes de toda Castilla-La Mancha. Desalentador. Las mujeres, la igualdad o el feminismo poco importan, aquí solo se buscaba explotar toneladas de dinamita electoralista. Una estrategia sin duda desubicada, alejada del tono que realmente adoptan las personas de a pie en un 8 de marzo.

Un toque de atención

En resumen, considero que nuestra responsabilidad como medio de comunicación es alzar una voz de advertencia ante las prácticas políticas que se han puesto en marcha desde este partido de cara al 8 de Marzo. El Día Internacional de las Mujeres ya es de todas las personas que luchan por la igualdad de manera sincera, de todas las formaciones políticas que respetan los derechos humanos, no es más del PSOE que del PP ni viceversa y ausentarse de los actos de unidad, dando la espalda a las verdaderas protagonistas, significa sobrepasar todas las fronteras de lo decoroso y deferente.

No todo vale en política. Los representantes tienen obligaciones institucionales que si no quieren cumplir, ya estaremos los periodistas para recordárselo.

Quizás te interese:

Archivado en:

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *