12/08/2022

El periódico digital de Almansa

Israel niega el derecho a la salud de los palestinos para continuar con su ocupación

Israel debe facilitar el derecho a la salud de los palestinos, pero no sólo no cumple con su obligación internacional, sino que colabora en agravar la situación con un régimen de apartheid que parece no acabar nunca.
Derecho a la salud en Palestina

Pasan los años y Palestina sigue agonizando a manos de Israel frente a la pasividad de la comunidad internacional. El estado crítico sigue agravándose afectando a todas las esferas de la vida, los derechos de los palestinos están desapareciendo, incluso los de vital importancia como es el derecho a la salud. El territorio ocupado palestino (TOP) está siendo vapuleado por las balas y las políticas de abandono llevadas a cabo por el estado sionista. 


¿Qué pasa en Palestina?

La situación que se viene viviendo entre Palestina e Israel, tristemente, tiene muchos años de historia. Todo comienza a mediados del siglo XX, cuando la comunidad internacional interpreta como un movimiento legítimo la instauración de Israel como un estado judío en “compensación” por el holocausto nazi.

ecoVitab

El nuevo estado se asienta en la zona que consideran su “tierra prometida”, ese territorio era Palestina. Con el transcurso de los años e incontables conflictos, la ocupación israelí no ha parado de crecer hasta dejar aislados los dos últimos territorios que forman Palestina: Gaza y Cisjordania.

Los últimos territorios reconocidos como Palestina viven entre concertinas, muros y controles de acceso plagados de militares. No se permite entrar ni salir de la zona si los guardias consideran que existe peligro terrorista, una normativa que da potestad a los militares para cometer todo tipo de agresiones a los derechos de las personas.

Esta lucha es especialmente injusta ya que Israel es una superpotencia militar, avalada por Estados Unidos (fuerza política que veta todas y cada una de las resoluciones de la ONU que afectan al estado judío) y Palestina es un pequeño estado, no reconocido por la mayoría el mundo, cuyo nivel de desarrollo está a años luz del de su invasor.

Progresión de la ocupación de Israel en Palestina
Progresión de la ocupación de Israel en Palestina

Cuando la población palestina se manifiesta pacíficamente, las fuerzas militares israelíes disparan a matar a la población. Triste ejemplo, las manifestaciones del 30 de marzo de 2018, en las que se hirieron por bala a 1300 personas, de las cuales 150 eran niños.

Palestina Israel manifestación
Un herido durante las marchas de marzo

En este escenario apocalíptico, el derecho a la salud cobra todavía más importancia, porque es el pequeño hilo que sostiene la vida sobre la muerte.

¿Qué es el derecho a la salud?

Es uno de los derechos fundamentales del ser humano, por lo que los estados soberanos tienen la obligación legal de asegurar el acceso de la población a él. Es uno de los derechos que más variables engloba, y es que no se asegura la salud de una población solo con crear hospitales o preparar médicos, es necesario proveer a la gente de agua, comida, vivienda o educación entre otras necesidades, para que gocen de una vida totalmente sana. 

El derecho a la salud se basa en cuatro principios inviolables:

  • Disponibilidad: debe haber suficientes centros, profesionales, programas y medicamentos.
  • Accesibilidad: los servicios tienen que ser accesibles para todos.
  • Aceptabilidad: el entorno hospitalario debe tener en cuenta las diversidades culturales.
  • Calidad: los estándares de calidad clínica se deben cumplir.

Pues bien, ninguno de estos principios se cumple en Palestina.

El derecho a la salud en Palestina está siendo denegado por el estado invasor de Israel
El derecho a la salud en Palestina está siendo denegado por el estado invasor de Israel

Cómo se niega el derecho a la salud en Palestina

La accesibilidad a la salud en el Territorio Ocupado Palestino (TOP) es una leyenda que está lejos de ser real. Los muros y estrictos controles de seguridad provocan que las ambulancias palestinas no puedan recorrer territorio israelí, en las fronteras puede denegarse el paso a los médicos o familiares del paciente y puede darse el caso de cambiar al paciente de ambulancia para tratarlo en un hospital israelí, pero lo que con total seguridad no sucede es la libre circulación de unidades móviles de salud. Sólo en Cisjordania hay 59 puntos de control permanentes oficiales.

Llegando a una situación extrema, la disponibilidad de profesionales, centros o medicamentos es cada vez más nula. Gaza sufre un bloqueo total, Israel asfixia esta zona desde el centro de su estado hacia el mar mediterráneo, nada entra ni nada sale sin el consentimiento explícito del «pueblo de Yahvé». Los hospitales se quedan sin medicamentos para tratar enfermedades de toda índole, los pacientes de cáncer no encuentran tratamiento posible intramuros y ni siquiera hay suficientes cirujanos para coser las heridas de bala que sufren los palestinos. 

Protesta en un Hospital de Gaza
Protesta en un Hospital de Gaza

¿Por qué Israel debe asegurar su cumplimiento?

Israel tiene el deber internacional de asistir médicamente a la población que vive en su zona ocupada. Estas exigencias se ven reflejadas en los artículos 49, 50 y 53 de la convención de Ginebra. En el artículo 55 de esa misma declaración se afirma que la fuerza ocupante está obligada a facilitar medicamentos y comida a la población en la mayor medida posible.

El régimen de Netanyahu no solo no cumple con sus obligaciones para con los derechos humanos, sino que ataca constantemente a la población palestina buscando su pronta extinción. Para muestra, un botón, según la Organización Mundial de la Salud sólo en tres meses Israel hiere a 114 profesionales médicos y ataca a 23 ambulancias (OMS Informe de situación especial en el TOP Marzo – Mayo 2018).

Mujer en uno de los puestos fronterizos que enconan al pueblo palestino
Mujer en uno de los puestos fronterizos que enconan al pueblo palestino

¿Por qué Israel no quiere asegurar como un derecho la salud del pueblo palestino en ocupación?

4,88 millones de personas palestinas viven en el TOP, de las cuáles 2,3 millones son personas refugiadas. La mitad de esa población refugiada son menores de edad. La tasa de desempleo llega al 41% en Gaza y al 21% en Cisjordania, la inseguridad alimentaria es de casi un 50% en “la Franja”. Israel aprovecha esta situación de poder para mantener en sitio a Palestina, ya que tras décadas de bloqueo, pobreza y matanzas permitidas por la comunidad internacional, confía en que el pueblo palestino se vea relegado a la rendición, al exilio, a vagar de forma errante por el mundo. Es necesario recordar que un día el pueblo judío pasó por la misma situación de genocidio, pero que actualmente no muestran ni un ápice de empatía con el oprimido. 

Judíos auschwitz
El pubelo judío sufrió un holocausto, ahora son los palestinos los que lo están sufriendo

JCCM

Quizás te interese:

Archivado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.