12/05/2021

Periódico digital de Almansa

Diputación de Albacete

A Antonio Caballero la gente le decía: «Nene, deja la acuarela»

La lucha constante de este pintor es que cualquiera que observe sus trabajos sienta emoción… sea cual sea
Antonio Caballero Molina (Almansa)

Nacido en Almansa, en el año 1980, empezó a recibir clases de pintura con Carlos Rodríguez, en 1994. La gente le decía: «Nene, deja la acuarela»; pero lo único que consiguieron es que él se aferrara más a ella. En aquellos tiempos la acuarela tenía una fama menor, sin embargo él pensaba que si Mariano Fortuny ya se fijó en ella en el siglo XIX sería por algo.

Neumáticos Millán Almansa

Antonio Caballero Molina dice de la acuarela que es «rebelde si la atormentas y puede ser servicial si la cuidas y la escuchas». Vio en la humilde acuarela una manera de representar mucha belleza con aparente simplicidad, que en realidad no es tal. También considera que el papel es muy importante. El mojado, más difuso; y en seco, más precisión, mezclando ambas técnicas en sus pinturas.

Pollos Joaquín
 
ecoVitab

Nos cuenta que «la repetición hace al maestro y que el error te da el conocimiento». En su biografía, revela que no sabía andar y ya tenía necesidad de plasmar dibujando lo que le inquietaba. Sus regalos preferidos eran lápices, blocs y cómics que copiaba por completo, convirtiéndose en una especie de obsesión para él.

Copiplus Almansa
 
MBVB Arquitectos

Actualmente, ya ha reflexionado y contempla la pintura como un diálogo entre lo que ve, lo que siente y lo que ocurre en el papel. Intenta siempre llegar a un acuerdo con su trabajo, negocia. «Te puedes perder mucho de tu trabajo artístico si lo tienes todo muy planificado», según él. Otra de sus manías es mirar diez veces el papel y una el natural. Así dice que la persona que ve sus cuadros no ve una fotografía, ve la pintura en sí.

Palabras como silencio, calma o sosiego inundan sus cuadros, junto con un ansiado punto de sentimiento. Él, volviendo a su biografía, no tuvo a nadie que le apoyara en el terreno plástico. Por eso, le gustaría transmitir sus conocimientos a futuros pintores que «tal vez lleguen más lejos que él». Estaría encantado. Algunos maestros pintores del pueblo le hablan, pero dice que le hablaban lo que debía oír, no lo que quería oír.

Antonio Caballero, Almansa
‘Atardecer’, Antonio Caballero

Certámenes y exposiciones

Sobre los concursos de pintura rápida, al aire libre, dice que es lo que vale y «donde te lo pasas bien». Ha participado en muchos: Almansa —por supuesto—, Ibi, Benissano, Valencia, Bocairent, Daimiel, Totana, L’alcora y Sisante… siempre consiguiendo algún premio. Ha recibido clases de Concia Rodríguez, Francisco Castro, Camilo Huéscar y Paulino Ruano. Ha participado en las exposiciones colectivas de pintores ‘Sergio Sarrión’ con títulos como Incertidumbre líquida, La complejidad de lo sencillo y El color del aire, aquí en la Casa de Cultura de Almansa, en 2020.

Apuntes sobre su propia pintura

Antonio Caballero dice que no todos los cielos son azules, cuando amanece la tendencia es amarilla y cuando anochece, rojiza y anaranjada. Su pintura es una extensión de sus inquietudes y reflexiones. Además le gusta su tierra, el paisaje manchego, sobre todo en otoño: ocres y pocos elementos, buscando la sencillez. Dice también que «si hay crítica es porque se han fijado y eso siempre es bueno».

Morirá aprendiendo, ya que los seres humanos somos imperfectos. Cuando vean sus cuadros, quiere transmitir emoción en el espectador; cualquiera que sea, pero que no pase desapercibido, que impacte. Él, Antonio Caballero, en su constante lucha, intenta que eso suceda con su pintura, y persiste en su afán por transmitir, no solo belleza sino también emoción.

'El Mugrón', Antonio Caballero
‘El Mugrón’, Antonio Caballero

Quizás te interese:

Archivado en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *