ANÚNCIATE CON NOSOTROS

25/02/2024
la tinta de almansa noticias

El periódico digital de Almansa

Apuntes sobre la historia de Almansa y su industria del calzado

Es en 1465 cuando se dice que Sancho López, proveniente de la vecina localidad de Ayora, desembarca en Almansa como su primer artesano zapatero
antonio cebrian historia calzado almansa

Hoy hablamos del octavo libro de Antonio Cebrián Fito: «Apuntes sobre la historia de Almansa: La industria del calzado». Está dedicado, en esta ocasión, al calzado de Almansa desde su origen y primeros datos de hace cientos de años hasta el más reciente 2009. Un camino duro y difícil desde el principio, pasando por todo tipo de situaciones hasta llegar a principio del siglo XXI. Es en 1465 cuando se dice que Sancho López, proveniente de la vecina localidad de Ayora, desembarca en Almansa como su primer artesano zapatero. En aquellos tiempos, y dependiendo del estatus de cada familia, sólo se podía acceder a un tipo de calzado determinado; desde las abarcas, típicas para labrar en el campo, a otros tipos de zapatos o botas de la época.

antonio cebrian historia calzado almansa
Negocio de un zapatero en el siglo XVI y zapatero de dama en el reinado de Luis XIV

Cuenta una curiosa anécdota que Sancho no era tan buen zapatero como se podría pensar, y no duró mucho en esta profesión. El segundo nombre de esta historia, Alonso de Luna, nos lleva hasta el año 1505. No es hasta finales del 1800 cuando se tiene constancia de las primeras fábricas como tal de calzado en Almansa. Tres empezaron su andadura, dirigidas por Francisco Coloma Matías Villaescusa y Juan Arráez.

ecoVitab
antonio cebrian historia calzado almansa
Portada del libro de Antonio Cebrián

La historia más cercana del calzado en Almansa

En 1913, se crea Calzados Sendra, única empresa de la época que se mantiene en pie hoy en día. En 1930, existirían tres grandes fábricas: Coloma, Eugenio del Rey, y la nombrada Sendra.

historia de la industria zapatera en almansa

Le siguieron, más adelante, Clotilde Sender, Gascón Masó Vera, Girón (posteriormente Sancho Abarca). Llegaron a tener sus propios economatos y empresas auxiliares para todo el proceso necesario para producir calzado.

calzado almansa historia
Fábrica de Calzados Girón que posteriormente sería Sancho Abarca

Durante la época de la postguerra, llegaron años duros. El acontecimiento más importante fue la caída de Calzados Coloma por cuestiones políticas.

herramientas zapatero años 50
Herramientas de un zapatero artesano en los años 50

En aquellos días, solo se trabajaba tres días a la semana y, para buscarse un mejor porvenir, se produjo una salida de zapateros almanseños hacia Elda o Elche.

estampa calzados coloma almansa

Más adelante, hacia finales de los 70, se produjo una situación inversa con la llegada del esplendor del calzado almanseño. Un buen número de autobuses se encargaban de traer de localidades cercanas a zapateras y zapateros (sobre todo las primeras) para realizar su jornada repartidos en un gran número de empresas.

Incluso algunas fábricas llegaron a tener su propio equipo de fútbol.

calzado equipo de futbol almansa

En los finales de la primera década de los 2000, la crisis azotó el mundo y llegó el declive de muchas de las grandes empresas. El cierre también afecto a pequeñas empresas o talleres de servicio.

historia zapatos almansa
Un joven Juan Carlos I visita una fábrica de Almansa

Es justo en este momento, en el año 2009, cuando Antonio Cebrián termina su repaso a lo que ha sido el auténtico pilar económico de nuestra población durante muchos años.

coloma calzado almansa
Tres mujeres zapateras posan con la escultura de Benlliure dedicada a Aniceto Coloma | Foto cedida por Silvia López Martínez

Antonio Cebrián, cuando la madera es tu labor y la historia tu pasión

Quizás te interese:

Archivado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *