ANÚNCIATE CON NOSOTROS

21/02/2024
la tinta de almansa noticias

El periódico digital de Almansa

Patricia Pina, una vida llena de color

El arte le viene de familia: su abuelo, Francisco «el panaero», pudo haber trabajado en las Fallas de Valencia
Patri pina almansa

Pocas personas saben lo que quieren hacer desde niñas, aunque siempre hay excepciones. En este caso, la excepción es Patricia Pina. La artista almanseña nació con un pincel en la mano. Con mas de 1.200 seguidores entre sus dos cuentas de Instagram (@patriipc_photo y @patripina18), esta joven promesa nos narra su paso, hasta ahora, por el mundo de las artes.

El primer capítulo de esta historia hunde sus raíces en el arte de hace dos generaciones, pues Patricia heredó su afición gracias a su abuelo: un agricultor que soñaba con poder ser artista. Se llamaba Francisco Collado, el panaero. «Él dibujaba desde pequeño, le encantaba y se le daba bien, tan bien que le ofrecieron trabajar en las Fallas de Valencia, pero su padre no se lo permitió», revela su nieta.

ecoVitab

La creadora narra que, durante su infancia, no era raro verla de camino a sus clases particulares de Arte con una sonrisa en la cara. Tampoco suscitaba extrañeza encontrarla sentada en un banco, dibujando todo lo que veía. Ella asegura que estas enseñanzas son la razón por la que ha llegado a lo que es hoy e, incluso, recuerda un momento que marcó su vida artística: «Uno de mis profesores me riñó diciendo que no iba a avanzar si seguía así, lo cual me motivó a demostrarle lo contrario cada día».

Aunque, desde hace unos años, la almanseña haya centrado sus estudios en las artes, podría haber ido por otro camino. «Casi entro al Bachillerato de Ciencias para estudiar Biología», confiesa. «Al menos, hasta el momento en el que tuve que realizar la matrícula, cuando me imaginé trabajando en un laboratorio toda mi vida, donde no me sentiría completa». Finalmente, atendió al Bachiller artístico en el IES Herminio Almendros, y sus esfuerzos acabaron siendo reconocidos con la más alta calificación.

En la actualidad, la joven reside en Valencia, donde estudia Bellas Artes en la Universidad Politécnica. Allí se siente «acogida y arropada por una cultura de creación maravillosa».  La artista opina que la ciudad valenciana es un buen lugar para crear, pero admite que la naturaleza tiene gran importancia para ella. La naturaleza «desbloquea e inspira» y clarifica que el arte no se puede crear, sino que nace.

Dibujos patri
Obra artística de Patricia Pina

Almansa, ¿y el arte?

La artista critica la falta de academias de arte en el municipio almanseño y apoya a todos los creadores de la localidad a intentar eliminar pensamientos nocivos hacia su arte: «Los arquetipos sociales tienen que desaparecer, al igual que pensamientos basados en el odio y nosotros, los artistas, tenemos que promover eso».

En este sentido, afirma que el confinamiento fue una «explosión cultural» en Almansa. «El arte ha estado presente en todos los lados y, gracias a eso, el confinamiento ha sido más ameno para todos. Cuando no podíamos ir a un concierto o a un museo, nos dimos cuenta de la importancia de estos», expone la artista.

Patricia añade que la cuarentena también «fue buena» para los artistas. «En esos primeros meses oscuros, muchos usaron toda esa tristeza como musa o combustible, y crearon contenido para todo el mundo. La felicidad es buena musa, te permite hacer de todo. Pero la tristeza y la oscuridad, te hacen ver lo importante de una obra».

Patri Pina almansa

El futuro de la artista

Le lanzo a Patricia una de las preguntas más complicadas de resolver, y más para una joven promesa: ¿cómo se ve en unos años? «No sé. Lo único que espero es poder aprender lo máximo posible», responde la creadora. «A todos nos gusta que nos reconozcan el trabajo. A mí me gustaría poder llegar a ver expuestos mis cuadros en algún lugar importante».

Preguntada sobre la influencia de su obra, Patricia responde: «Tampoco sé con certeza si he inspirado a alguien, o quién me ha inspirado a mí. En sí, la influencia es invisible. Es probable que alguien haya tenido una conversación conmigo y que, sin darse cuenta, haya implantado una idea en mi subconsciente que algún día será un cuadro o una foto. Y eso es genial». Eso sí, admite que le encantaría que sus cuadros inspiraran para la creación muscal: «La música puede mostrar cosas que un cuadro no, al igual que un cuadro muestra cosas que la música es incapaz. Se complementan, y es precioso».

Quizás te interese:

Quizás te interese:

Archivado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *