28/09/2021

Periódico digital de Almansa

Ángel Gómez Hernández: de Cádiz a Hollywood pasando por Almansa

El director de 'Voces', el fenómeno paranormal de Netflix, impartió un curso en el Teatro Regio
angel gomez hernandez almansa
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Ángel Gómez Hernández (Algeciras, 1988) es el director del fenómeno paranormal Voces y la joven promesa española del cine de terror. Este título supuso su debut en el largometraje; consiguió arrastrar a más 100.000 espectadores a las salas de cine en 2020 y, tras su estreno en Netflix, se coló en el top 10 de películas más vistas en tan solo 24 horas. El director se pondrá pronto a los mandos de la próxima cinta producida por el afamado Sam Raimi (Spider-Man, El grito) y convertirá Behind (2016), uno de sus cortos más reconocidos, en una película hollywoodiense. También dirigirá otro proyecto para Sony en Los Ángeles, The Pope’s Exorcist, inspirada en un sacerdote que realizó más de 100 mil exorcismos. Al gaditano le espera un futuro previsiblemente brillante —en contraposición a la oscuridad de su fotografía— que comenzó a los 12 años, cuando grabó su primer cortometraje.

Óptica Hoyos Almansa
Neumáticos Millán Almansa

Entre medias, ha impartido varios cursos de Cine. Sus viajes le llevaron a Almansa en diciembre del año 2013, donde fue profesor de un taller de Dirección de Actores y Actrices en el Teatro Regio. A este acudieron varios aficionados y aficionadas almanseñas. Entre ellas, la hija de Manuel Olaya, reconocido director de western de nuestra localidad, autor del éxito en festivales Arizona 1878 y la persona que hizo posible la visita de Ángel. «A Manuel le tengo un cariño muy especial. Me parece un ser entrañable y una bellísima persona», describe el director algecireño, en conversación telefónica con La Tinta de Almansa.

Pollos Joaquín
 
ecoVitab

Manuel y Ángel se conocieron a través de las redes sociales. Posteriormente, el almanseño acudió a Campello (Alicante) a recibir un curso de Dirección e Interpretación para Cine y Televisión conducido por el de Algeciras. Allí conectaron. «Manuel yo compartimos gustos cinéfilos y géneros afines», explica. Pero además, le «fascinaba» que éste hiciera «un montón de kilómetros» todos los días para acudir a su taller. «Me llamó la atención su esfuerzo titánico por venir, cuando en esa época yo solo había hecho cortos. Hoy lo habría entendido, pero entonces me llamó la atención», señala Ángel. En aquellas clases fue donde Olaya le comentó al director que su hija estaba en Almateatro. «Le invité a venir a Almansa a dar un taller, y él me dijo que lo promoviera», comenta Manuel.

Copiplus Almansa

Y así fue como Ángel Gómez Hernández impartió un curso intensivo para unos 9 alumnos en el Teatro Regio. Fueron alrededor de 20 horas. «Realizamos análisis de textos fílmico para actores y actrices, desgranamos la escena para encontrar herramientas que aplicar a personajes y, luego, en la parte práctica, se expusieron esos personajes ante la cámara», explica el que fuera el profesor del taller.

Durante el tiempo en que estuvo en Almansa, Ángel se hospedó en casa de Olaya con su familia. Allí estuvieron hablando de «batallitas, películas del oeste y relatos de terror», cuenta el anfitrión. El invitado, por su parte, recuerda que Manuel le enseñó «fotos de las recreaciones históricas de la Batalla de Almansa, la ciudad, sus recovecos» y le contó historias de miedo. «Quizá encontró en ellas inspiración para Behind», comenta Olaya.

Álex Gómez Herández y Manuel Olaya (segundo y tercero por la izquierda), en el Teatro Regio de Almansa
Ángel Gómez Hernández y Manuel Olaya (segundo y tercero por la izquierda), en el Teatro Regio de Almansa, en 2013

Un año antes de su visita, el director andaluz había rodado un cortometraje en Almería. Se traba de un híbrido entre película del oeste y cine de terror titulado Y la muerte lo seguía (2012), con Macarena Gómez como protagonista. Era su proyecto más ambicioso hasta el momento: un weird western que finalmente cabalgó por diferentes festivales, desde Sitges a Bogotá.

«Me ofrecí a echarle un cable en materia de asesoramiento», explica Olaya. El de Almansa le enseñó todo su vestuario de cowboy (auténticas botas vaqueras con espuelas metálicas, sombreros, corbatines e insignias, entre otros aperos) y «Ángel se echó las manos a la cabeza» por no haber ido antes de rodar Y la muerte lo seguía. «Su casa es como una cabaña de western, tiene una especie de pasillo secreto al Lejano Oeste y conocimientos de historiador», explica el director de Voces.

Manuel recuerda que le dio a Ángel algunos consejos en cuanto al rigor histórico de los atuendos de los cowboys o la posición de las cartucheras donde los vaqueros portaban sus armas. Entre charlas, trabaron amistad y han acudido juntos a varios festivales de cine. El almanseño incluso recogió un premio que otorgaron a Ángel en ‘Villamayor de Cine’ —el epicentro a nivel europeo del cortometraje— porque éste no podía acudir.

Álex Gómez Hernández y Manuel Olaya
Ángel recoge el premio al Mejor Cortometraje por ‘Behind’ en el Festival de Cine ‘Ciudad de Vera’, junto a Manuel

El director de Arizona 1878 afirma que considera a Ángel Gómez su «mentor» y que éste «tiene buen recuerdo nuestro y de nuestra ciudad». A las pruebas se remite, pues, al acabar el taller y de regreso a Madrid, el director de Voces publicó un emotivo mensaje en su Facebook con una foto en la que salía junto a sus alumnos y alumnas de Almansa (sobre estas líneas). Ya sabe que «está invitado a volver cuando quiera», dice Olaya.


Quizás te interese:

Archivado en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *