01/12/2022

El periódico digital de Almansa

«Lo más importante del suicidio es no ignorarlo»

Día Mundial para la Prevención del Suicidio: Entrevistamos a Sonia Megías Amat, psicóloga de AFAENPAL
Sonia Megías habla de suicidio

Nunca subestimes un «me quiero morir». Esta es una de las enseñanzas que Sonia Megías Amat, psicóloga de la Asociación de Familiares y Amigos de Enfermos Psíquicos de Almansa (AFAENPAL), quiere transmitir a la ciudadanía. Con motivo del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, La Tinta ha hablado con ella para tomar conciencia.

Jornadas Gastronómicas Almansa

Abandonar ideas preconcebidas es otro de los objetivos de la psicóloga. La profesional aporta, en esta charla, consejos y reflexiones personales de gran valor. «A veces basta con estar al lado de la persona que sufre, brindarle apoyo y escuchar lo que tiene que decir», afirma.

ecoVitab
¿Se debe hablar del suicidio en los medios de comunicación?

Sí, por supuesto que sí. Siempre ha existido ese «mito» de que hablar de suicidio en los medios de comunicación incita a cometerlo. Pero cuanto más se hable de él, mejor. Puede que haya alguien que lo esté pasando mal, que lo esté sufriendo, y que encuentre un apoyo. Cuanta más información tengamos, mucho mejor. No solo en este tema, sino en todos.

¿De lo que no se habla no existe?

Totalmente falso también. El suicidio es la primera causa de muerte no natural en España [y mata a diez personas cada día]. No debemos obviar el suicidio, tenemos que seguir informándonos y dando a conocer datos para derribar el tabú que lo rodea.

¿Puede que la religión haya influido en construir ese tabú?

Históricamente ha tenido una influencia tremenda. No solo en el cristianismo, en todas las religiones, ya que estas han provocado que lo veamos como algo malo, algo no natural, algo de lo que no se debe hablar.

Los últimos datos del INE en relación al suicidio son del 2019. Reflejan un aumento del 3,7% en relación al año 2018 y llama la atención ver la gran diferencia que hay entre hombres y mujeres: 2.771 casos de suicidio frente a 900. ¿Por qué esta gran diferencia?

Lo primero, pienso que debería haber estudios más profundos para comprender la diferencia entre sexos. Lo segundo, es que el hombre ha tenido siempre una mayor carga de responsabilidad en la sociedad. Esto hace que sufran más en su mente, que tengan más presión. Además, el propio machismo que afecta a los hombres, hace que estos se vean más reacios a pedir ayuda, a decir que están sufriendo. La clave está en la llamada «masculinidad tóxica». Las mujeres, a la hora de tratar con pensamientos suicidas, tenemos mayor capacidad de manifestarlos, buscar ayudas o apoyo en otras personas.

Normalmente, cuando alguien expresa que tiene pensamientos suicidas (sobre todo la población joven) los padres, tutores, familiares o amigos lo que suelen hacer es acallar la expresión o ignorarla. Se suele escuchar la frase: «Eso ni lo pienses» o «ni se te ocurra decir eso». ¿Cómo debemos actuar si alguien manifiesta que tiene pensamientos suicidas?

Lo más importante, no debemos ignorarlo. Es bueno que la persona lo exprese y que los seres queridos que la rodean la escuchen. Aquí nos encontramos otro mito que dice que cuando alguien tiene pensamientos suicidas o intención de quitarse la vida, no muestra señales. Es falso, siempre muestra señales, puede que no verbales, pero sí de actitud y conducta. Hay que hablar, preguntar y reflexionar. Muchas veces, simplemente con que halla alguien dispuesto a escuchar hace que la persona que sufre pueda sentir alivio, no sentirse sola. Quien detecte algún tipo de comportamiento que nos avise de que esa persona está sufriendo, tiene que actuar. Lo peor que se puede hacer es ignorar la situación.

Sonia Megías Amat AFAENPAL

¿Cómo puede ayudar la familia en una situación de estas características?

El primer paso, como decía, es detectar, darnos cuenta de que algo está pasando. Hay veces que con la familia, por su implicación emocional, cuesta más que la persona se abra y pueda expresarse sin tapujos. En estos casos, y en todos en general, es bueno buscar otros canales, otras personas o seres queridos que estén dispuestos a ayudar. Tras detectar la situación es necesario buscar información y maneras de poder ayudar.

¿Qué canales de ayuda pueden encontrar las familias?

Ahora vivimos en una sociedad en la que contamos con una red bastante amplia. Podemos empezar a buscar ayuda, desde el médico de cabecera hasta en asociaciones que trabajan por la salud mental como AFAENPAL. No tengo duda que cualquiera de las asociaciones locales tiene la puerta abierta para todo aquel que busque información o ayuda.

¿Cómo debe reaccionar un amigo al comprobar que alguien está sufriendo psíquica y mentalmente?

En un primer momento, debemos abordarlo con la persona que sufre. Una charla cara a cara en confianza no me parece mala opción. Seguidamente, creo que es necesario contactar con la familia, ya que suelen ser una parte fundamental en la vida de las personas, así como un punto de apoyo vital.

Me llama la atención, Sonia, que cuando te preguntaba por lo que deben hacer las familias en estas situaciones, me decías que deben buscar otros canales de ayuda como los amigos. Luego te he preguntado por el papel de los amigos y me dices que deben contactar con la familia.

Claro. La red de apoyo que se puede forjar alrededor debe ir al mismo son del baile, ya que va a ser mucho más beneficioso para todos. Pero lo más importante de todo es no ignorar.

Suicidio (Almansa)

Si la persona que sufre no tiene contacto con la familia ni tiene amigos, ¿cómo se actúa?

Aquí nos encontramos con algo muy duro, lo más duro diría yo, y es que la persona no quiera recibir ayuda. Esto es lo más difícil a lo que nos enfrentamos los profesionales de la salud mental: sabes que la persona que sufre vive en una situación de aislamiento y no encuentras una brecha por donde entrar y ayudar. Por eso es importante la red de apoyos. Por supuesto, hay que respetar la autonomía y privacidad de las personas.

Ya que nos has contado una de las situaciones más duras a las que enfrentarse, cuéntanos alguna de las más gratificantes.

El momento más gratificante es estar ahí. Te decía al principio de la entrevista que muchas veces basta con estar al lado de la persona, escucharla, darle compañía y apoyo. El ver que una persona puede salir de la situación, mejorar su vida y sobre todo, dejar de sufrir, es lo más gratificante, tanto a nivel profesional como personal.

¿Cómo puede colaborar la sociedad almanseña con AFAENPAL? ¿Qué ayuda necesitáis para seguir haciendo vuestra vital labor?

La mejor manera de ayudarnos a día de hoy es siguiendo nuestras informaciones, nuestra actualidad. Apoyarnos y pasar por los eventos o jornadas que organicemos. Estar ahí. Normalmente se suele decir que a nivel económico se necesitan subvenciones, donativos, etcétera. Pero para nosotros ver el respaldo del pueblo, de los vecinos y de los usuarios es lo más importante.

Si necesitas ayuda, llama a AFAENPAL (967 31 32 96) o al Teléfono de la Esperanza (914 590 055), con horario disponible las 24 horas, todos los días de la semana.

Quizás te interese: 


Telepizza Almansa
Telepizza Almansa

Quizás te interese:

Archivado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *