07/10/2022

El periódico digital de Almansa

Toni García ‘Duke’, virtuoso de la impresión 3D: «Cualquier cosa que tengas en la cabeza la puedes tocar con las manos»

Tras estudiar bellas artes decidió dedicarse al modelado digital, aunque quería llevar sus creaciones un paso más allá. Hoy en día combina encargos de diseño con un exitoso canal de YouTube donde enseña cómo crea sus proyectos a más de 150.000 suscriptores
toni garcía duke doks

La creación artística puede desarrollarse a través de muchos formatos distintos y con materiales y técnicas diferentes, según comenta Antonio García Tomás, que eligió ordenador y diseño 3D como medio y método para sus creaciones. Más conocido como “Duke”, este almanseño graduado en bellas artes decidió tomar el camino del modelado digital, al cual se dedica profesionalmente. Trabaja por encargo para distintas compañías y estudios de publicidad, entre las que figuran reconocidas empresas de zapatillas o de gafas de sol.

No obstante, las labores creativas de Toni García no terminan aquí. Al acabar el grado creó como marca personal “Duke Doks”, proyecto desde el que comparte los diseños que crea y cómo los convierte en realidad paso a paso por medio de una impresora 3D. Cuelga sus videos explicativos en la plataforma YouTube, donde varios ya han superado el medio millón de visualizaciones.

ecoVitab
¿En qué momento decidiste que entrarías en una carrera de artes?

Empecé un poco de casualidad. Al acabar la ESO no sabía muy bien hacia donde tirar, y justo el año en que mi promoción empezaba bachiller, implantaron el bachillerato artístico en Almansa. Algo que sí tenía claro es a qué me gustaba dedicar tiempo, que era a pintar, hacer trabajos manuales, esculpir y todo lo relacionado con la creatividad, así que aproveché. Primero hice Bellas Artes en Valencia, donde dediqué más tiempo a la pintura mural y al diseño gráfico. Acabé, y después de dos años intentando hacerme un nombre como ilustrador, vi la oportunidad de entrar en un máster enfocado al diseño y la animación 3D en Madrid. Muy poco después, encontré trabajo en televisiones y en el mundo de la publicidad.

¿El máster de diseño 3D te ha abierto muchas puertas en el mundo laboral?

Sí, me permitió entrar al mercado. Yo antes de empezar no conocía a nadie en el sector ni sabía cómo funcionaban los estudios de diseño, de 3D y de publicidad. Ese fue el comienzo para dedicarme a mi trabajo de hoy en día.

¿En qué consiste el modelado 3D?

Depende mucho del sector en el que lo hagas, porque el modelado se puede aplicar a videojuegos, a publicidad, a impresión 3D, …, a un montón de ámbitos. Pero a grandes rasgos es hacer escultura digital. Es como esculpir una piedra, una pelota de arcilla o cualquier cosa parecida, pero en una pantalla, utilizando un ratón o tabletas gráficas. Y dentro de esto, hay diseños que se quedan en la pantalla de forma virtual, y luego otros que se pueden llevar a lo físico.

¿Qué utilidades tiene el modelado 3D?

Son muy variadas. Por ejemplo, en el mundo industrial se puede utilizar para el diseño de piezas mecánicas. A nivel publicitario se usa en vídeos, porque para presentar modelos todavía no fabricados es necesario crear estos diseños 3D que sirven para presentar el producto, porque no hay cómo fotografiarlo y grabarlo. O en impresión 3D, cualquier diseño se puede llevar después a lo físico para convertirlo en un prototipo del producto que se va a desarrollar.

¿En qué consiste tu proyecto Duke Doks?

Duke Doks es mi marca personal, y ha pasado por muchas etapas. Cuando acabé la carrera yo era un ilustrador, pero hoy en día el proyecto tiene dos ramas: por un lado, el diseño y la animación 3D, y por otro lado, la impresión 3D. MI trabajo real es el diseño, pero hace unos años entré de forma autodidacta en el mundo de la impresión, hice un canal de YouTube y hago muchos vídeos. Este canal va creciendo mucho, así que ahora tengo dos ramas separadas pero que tienen mucho que ver, por un lado, lo audiovisual, y por otro las impresiones en tres dimensiones. Estos últimos son proyectos más físicos, más para todos los públicos y para que la gente si quiere lo reproduzca en sus casas.

toni garcía duke doks
Una de las últimas creaciones de Toni
Alguno de tus vídeos también está centrado en enseñar a la audiencia paso por paso cómo creas tus diseños y cómo los imprimes. ¿Hay algún tipo de intención lúdica, de enseñar, o el proyecto se basa en simplemente compartir con los demás algo que te gusta?

El canal empezó después de comprarme una impresora 3D y pensé en comenzar a hacer vídeos sobre lo que saliera de ahí. Los primeros eran para mostrar lo que yo hacía con el objetivo de entretener, además apenas hablaba en ellos. Sí es cierto que ahora estoy tirando mucho más a tutoriales y a proyectos más complejos en los que explico la intención del desarrollo, o los problemas que he tenido, para que la gente vea lo que conlleva un proceso de diseño de cualquier elemento. Y a la vez, espero que quien lo vea pueda aprender algo.

¿Cómo funciona una impresora 3D? ¿Cómo se convierte un diseño que creas en el ordenador en un objeto físico?

La tecnología de impresión 3D se basa en crear un objeto mediante capas de materiales líquidos que después se solidifican. Esto se puede conseguir con tubos de plástico que la impresora calienta mediante un fusor, bien usando resina líquida a partir de tanques que se cargan en la impresora, o también se pueden utilizar polvo u otros materiales a nivel industrial. A fin de cuentas, son capas o puntos de material fundido que se van acumulando para crear un objeto tridimensional.

toni garcía duke doks

Has elaborado varios diseños usando estas técnicas. ¿Cuáles son con los que más has disfrutado o de los que más orgulloso te sientes?

Realmente cada vez que hago un proyecto lo disfruto mucho, porque soy una persona que le gusta mucho investigar. Por ejemplo, creé unos altavoces que funcionan por conexión bluetooth, y cuando empecé con ellos yo no tenía ni idea de sonido ni de altavoces. Cada uno de los vídeos que hago tiene un proceso previo de investigar, de probar o de aprender de gente que sí se dedica a eso profesionalmente. Además, también disfruto de crear el diseño y luego de elaborar el propio vídeo y editarlo. Ahora mismo estoy con un coche radiocontrol y hace unos días no tenía ni idea de motores o emisoras. Vas investigando y al final haces tu propia versión.

¿Hay algún perfil marcado de persona que se acerca al mundo de la impresión 3D?

El camino por el que yo accedí a la impresión 3D, a través de bellas artes, creo que es el menos común. De normal la gente que se mete en esto viene de la electrónica porque les gusta trastear con placas y motores, y el paso natural es hacer una impresora 3D y dedicarte a ella. Yo vengo desde el diseño 3D, que además he tenido que aprender después de acabar la carrera. Soy más de crear un producto y después buscar las herramientas para llevarlo a la realidad, y no al revés.

¿Hay algo del Toni que pintaba murales en pared de joven y que creaba sus diseños en los proyectos que desarrollas ahora?

Sí, al final todo ha sido un recorrido que sigo caminando. Hoy me dedico a la impresión 3D, pero mañana me puedo dedicar a otra cosa distinta, y todo lo que he hecho hasta ahora se verá reflejado. Mi estilo de pintar o de ilustrar pienso que se ve reflejado en el tipo de diseños que hago, o en mi forma de editar los vídeos.

¿Puede tener el trabajo con impresión 3D implicaciones medioambientales?

Yo lo utilizo a nivel casero para hacer cuatro proyectitos, pero a nivel industrial tiene más calado. Existen, por ejemplo, materiales flexibles y reciclados, que yo personalmente he utilizado en algún caso, como neumáticos usados de coche que se pueden emplear para imprimir zapatillas, o también se pueden crear objetos a partir de posos de café. Creo que en cualquier empresa que haga inversión y desarrollo, una impresora 3D es fundamental.

¿Qué previsión tienes sobre tu marca personal Duke Doks a futuro?

Ahora mismo estoy dividido en dos como comentaba, por un lado el mundo audiovisual y la animación 3D, y por otro la impresión 3D y el contenido en YouTube, más o menos al 50% de esfuerzo en cada cosa. Sí es verdad que el canal de YouTube está consiguiendo más fuerza, lo disfruto mucho y cada vez me apetece más meterme con él. Cabe la posibilidad de que, a futuro, vaya quitándome encargos vinculados a la animación y al diseño, y me dedique más al canal y a la impresión 3D.

Para quien se pueda sentir atraído al sector, ¿es bonito experimentar con el modelado 3D?

A mí me encanta. Cualquier cosa que puedas tener en la cabeza al final lo llevas a la realidad y lo puedes tocar con las manos por ti mismo. A partir de una impresora de 150-200 euros puedes tener cualquier cosa que modeles en el ordenador en cuestión de un par de horas. Es una experiencia de creación muy bonita.

Quizás te interese: 


Telepizza Almansa

Quizás te interese:

Archivado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.