12/05/2021

Periódico digital de Almansa

Diputación de Albacete

Las mejores marchas moras para tus fiestas de moros y cristianos

En este artículo, La Tinta de Almansa te ofrece las mejores marchas moras, las más famosas y mejor compuestas para que puedas montarte tus particulares desfiles de media luna
las mejores marchas moras

Las fiestas de moros y cristianos no serían lo mismo sin sus correspondientes marchas festeras. La música ocupa un lugar de vital importancia para el desarrollo cultural de las fiestas locales, generando una tradición y una escuela ya centenaria en el desarrollo de pasodobles y marchas moras o cristianas.

Neumáticos Millán Almansa

Origen de las marchas moras

La música festera se divide en tres estilos: el pasodoble, la marcha mora y la marcha cristiana. El pasodoble es el que da origen a los demás. En sus comienzos, la marcha mora fue una evolución del llamado pasodoble sentat. Se caracteriza por un ritmo lento de 65 negras/minuto y por sus melodías basadas en la escala árabe. Así pues, la combinación de ambas características genera una sensación «oriental», que hace las delicias del festero. Son composiciones con sabor épico, llenas de belleza y que invitan a danzar pausadamente. Si quieres saber más acerca de las diferencias entre las marchas moras y las cristianas, te recomendamos que visites este artículo: Diferencias entre marchas moras y marchas cristianas.

Pollos Joaquín
 
ecoVitab

A continuación te mostramos una lista con las mejores marchas moras, las más escuchadas e interpretadas, en líneas generales: las que despiertan más emociones en los festeros.

Copiplus Almansa
 
MBVB Arquitectos

Chimo, marcha mora

Chimo es una de las marchas moras más representativas de las fiestas de moros y cristianos. Una composición llena de grandilocuencia, elegancia y misterio. Sus diferentes partes encajan perfectamente en la estructura de una marcha mora típica pero su conjugación entre tubas y timbales le otorga un aura arcana deliciosa. Es perfecta para un desfile de moros y cristianos. Su origen se remonta al 27 de agosto de 1964, compuesta por José María Ferrero Pastor en honor a Joaquin Sanz, su título hace honor al nombre del homenajeado.

Es el himno de las fiestas de Ontinyet a día de hoy. Además, armoniza uno de los mayores espectáculos musicales que se pueden presenciar en España: el comienzo de las fiestas de moros y cristianos de Ontinyent, acto en el que cientos de músicos interpretan la marcha bajo la atenta mirada y sinuoso movimiento de miles de espectadores. En el levante todos coinciden en que esta es la mejor marcha mora de la historia.

Caravana, marcha mora

Una de las practicas más repetidas en los últimos tiempos es la adaptación de grandes obras musicales, sobre todo cinematográficas, al estilo de las marchas moras. Dentro de este «subgénero» destaca, por encima de otras, Caravana. La composición original es de Mike Batt, encargado de la banda sonora de Caravans (1978), película estadounidense cuyo argumento se desarrolla en Afganistán entre pueblos nómadas y misiones de rescate.

La marcha mora es de 1995, su autor es Pedro Joaquín Francés Sanjuán, un clásico dentro de este mundo musical. Caravana despierta los sentimientos festejos más fuertes de las fiestas de mayo, siendo una de las marchas moras más conocidas y sonadas durante las entradas moras. Seas moro o cristiano, su melodía te transportará a otro mundo.

El President, marcha mora

El President es una de las marchas moras más impresionantes por su tono épico y magnificente. La escala tonal similar a la cadencia andaluza se repite mientras los coros de trombones arreglan el final de cada verso, esta tensión sube paulatinamente a tonos más altos causando una sensación emocionante a la audiencia. Es de esas marchas moras famosas, repetidas una y otra vez en la mayoría de fiestas populares, pero no por ello de menor calidad musical.

Su autor es Miguel Picó Biosca, compositor de obras reconocidas como El Negro Sansón, Fran-Semp y Fet a Posta. El President fue la marcha mora ganadora del Segundo Premio del Octavo Festival de Música Festera de Alcoy. Una melodía inmortal.

Moros Españoles, marcha mora

Otro clásico entre los clásicos de la música festera. Su melodía principal es bien sonada por todos los moros del levante. En sus versos se combina a la perfección esa mezcla tan característica y natural entre marcha mora y pasodoble. Esta composición data del 1944 y su autor, José Pérez Ballester, la creó en dedicatoria a la comparsa festera Moros Espanyols d´Ontinyent. Los primeros segundos de esta marcha mora ponen los pelos de punta.

Marcha mora Ben Al Sahagui

Los músicos no son tocadiscos y, aun siendo apasionados de su trabajo, es normal que no se sientan del todo cómodos interpretando las mismas obras una y otra vez. Por eso, La Tinta de Almansa consultó a varios intérpretes almanseños para saber cuál consideran que es la marcha mora con más calidad en cuanto a composición, pero que no suele interpretarse tanto como las anteriores.

Ben Al Sahagui fue la respuesta. Una composición basada en coros, cuyos altos y bajos en intensidad ofrecen una experiencia totalmente distinta a las marchas moras comunes. Una de esas marchas modernas y jóvenes como su autor, Francisco Valor Llorens, quien tiene el honor de haber compuesto grandes obras festeras como Creu Daurà. Estas son composiciones más actuales, de este siglo, y que hacen las delicias de los músicos más jóvenes.

Creu Daurá es una marcha cristiana muy sonada en Almansa, no como Ben Al Sahagui, que ha sido interpretada en alguna ocasión, sin convencer demasiado a los festeros que desfilan. Una obra maestra incomprendida en nuestra ciudad, pero de una belleza artística tremenda.

Archivado en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *