11/08/2022

El periódico digital de Almansa

Un día de la Hispanidad que represente a todas las personas

El día 12 de octubre es una extraña mezcla de españolidad, militarismo y disonancia histórica que debe ser modificado
12 de octubre almansa

Llega el 12 de octubre más atípico, sin desfile militar, sin grandes congregaciones familiares y sin desplazamientos masivos por carretera. Un día en el que el orgullo del país se centra, por primera vez, en los otros héroes nacionales: los sanitarios, profesores y trabajadores. 


Desde La Tinta de Almansa, creemos que este acto debería ampliarse a una celebración nacional que represente a todas las culturas del país e, incluso, latinoamericanas. Desde los gaiteros gallegos hasta los flamencos andaluces, pasando por las jotas mañas, la paella valenciana y el arte folclórico de los pueblos de América. Y es que, en Nueva York, nos regalan año a año una lección maravillosa de cómo celebrar la Hispanidad, con un desfile en el que participan diferentes culturas hispanohablantes de todo el mundo. En ese mismo acto, los moros y cristianos pudieron pasear con espectaculares marchas por la Quinta Avenida.

ecoVitab

Los militares no deberían ser los únicos protagonistas

Esto no quiere decir que los militares no merezcan un merecido homenaje anual, ¡faltaría más! No caemos en el error del anti-militarismo; los hombres y mujeres que nos defienden frente a situaciones como la que atravesamos son héroes y merecen su reconocimiento como tales. Pero sería ideal poder recordar nuestro día nacional con una imagen algo distinta a la de los diferentes cuerpos militares desfilando por la capital bajo la institucional mirada del monarca. Una fotografía más plural y cultural. Es necesario un acto como el de Nueva York, donde todas las culturas tengan una representación orgullosa de su tierra.

12 de octubre, fecha polémica, pero fecha histórica

El día 12 de octubre, seguramente, sea la fecha más importante de la historia de España. Nuestro país descubrió un nuevo continente. Se trata de un hecho de tal magnitud que no podemos entender sin años de estudio. El error de considerar que el descubrimiento de Colón fue el comienzo de un holocausto indígena solo demuestra que ha calado el convincente discurso de «la leyenda negra». Por supuesto que existió una colonización que dejó a su paso grandes masacres (de españoles a indígenas y también entre pueblos autóctonos), pero el contexto histórico era el que era y ningún país cuenta con un historial limpio de crímenes. Una vez más decimos alto y claro que un pueblo, una nación no es culpable de los actos de sus antepasados. 

Nación española: ¡qué difícil es hablar de ella!

La nación española es un concepto tan complicado como joven en términos históricos. Los principales sociólogos políticos concuerdan en que la españolidad nació con la Guerra de Independencia, concretamente en las revueltas madrileñas del 1 y 2 de mayo. Solo 200 años de historia en la que se han alternado gobiernos con ambiciosos proyectos democráticos. Todos los gobernantes han intentado hacer propia la identidad española. En pleno 2020, la educación recibida con el último siglo estereotipa el concepto de patriota.

El Franquismo dejó su huella en la idea de patriotismo: el buen español es conservador, monárquico y católico. La Transición también adjudicó el título de patriota a aquel que venera la constitución como ente inmutable. Estas ideas todavía parecen afectar al ideario colectivo. Pero desde la RAE afirman que patriota es aquel que ama a su país y procura su bien, por lo que todo aquel que quiera ver mejorar su Estado es patriota.

Un sentimiento de todas y para todas las personas

En La Tinta de Almansa opinamos que el militar lucha por la defensa de su país, el comerciante por su economía, el emprendedor por el empleo, el obrero por sus familias y la artista por preservar su maravillosa cultura. Los mayores que pelean por sus pensiones y las venideras son tan patriotas como el mismo Rey, el personal sanitario es más sagrado que una constitución cuarentenaria y los profesores deben ser considerados más importantes que cualquier ministro.

Creemos de veras que en la diversidad está el verdadero valor de nuestro país, una nación de naciones, un pueblo de pueblos, rico en cultura, lenguas y bellas tradiciones. El día nacional debe representar a todas las personas y tener como protagonistas a todos los héroes del país. Es complicado, pero no imposible.


JCCM

Quizás te interese:

Archivado en:

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.