19/08/2022

El periódico digital de Almansa

El PSOE pide al PP que active los mecanismos de control previstos en el contrato con Ferrovial

La empresa de limpieza de edificios públicos incluyó en el contrato de licitación el control de los turnos a través de una app «pero el sistema no puso en marcha»
Ferrovial, limpieza en Almansa

El PSOE regresa al asunto de la limpieza de edificios municipales. Hace unas semanas, este grupo municipal entregó un estudio al Ayuntamiento de Almansa en el que, tras cotejar los partes de trabajo de Ferrovial –la empresa adjudicataria en 2020–, encontraron más de 3.000 horas pagadas por el Consistorio que, en realidad, no se llevaron a cabo.


En esta ocasión, Pablo Sánchez, número uno del PSOE en Almansa, señala en rueda de prensa que «la explicación más plausible para este desfase entre las horas pagadas y no prestadas es que se haya producido porque el Ayuntamiento no estableció los sistemas de control incluidos en el pliego de la concesión y que se incorporaron al contrato».

ecoVitab

El socialista echa la vista y señala que, aunque aún no han dado respuesta pública, el Consistorio local informó a su grupo (y también lo hizo en la radio) de que «han empezado a contrastar los datos de las facturas presentadas por Ferrovial en 2020 por la limpieza de edificios municipales con los partes de trabajo». Y señala que «después de comparar los datos del primer mes (enero de 2020), éstos coincidían con lo que el PSOE había presentado» de forma pública.

Como este conteo está aún en curso, explica Sánchez, «no vamos a referirnos a él». Sin embargo, sí hacen alusión las posibles causas de este desajuste. «La concejala Tania Andicoberry solo nos dijo que todavía “no se explicaban” cómo había podido pasar», apunta. «Nosotros tenemos una explicación, que creemos que es la más plausible, este desfase se ha producido porque el Ayuntamiento no estableció los sistemas de control previstos».

Este sistema, según el socialista, establecía que en cada centro de trabajo debería haber unas hojas o partes diarios de trabajo, en los que las empleadas de la limpieza de edificios anotarían las horas que habían trabajado allí y que, tras comprobarlo la empresa, serían validados por un responsable del Ayuntamiento en cada edificio.

«¿Qué ha hecho Tania Andicoberry para evitar que lo que pasó en 2020 se siga produciendo en la actualidad? ¿Qué sistemas de control han introducido? Tenemos la impresión de que no se han cambiado los procedimientos», achaca Sánchez. «A final de mes esos partes, junto con la certificación presentada por la empresa, llegarían al técnico municipal responsable del contrato que los cotejaría con las responsabilidades contraídas por la empresa».

López continúa: «Este procedimiento de control del trabajo al que se refiere Pablo no se puso en marcha. Si se hubiera activado desde el principio, en 2019, se hubieran detectado rápidamente los desajustes entre las facturas de la empresa y las horas realmente trabajadas, y se hubieran podido corregir. Además, las hojas o partes de control que la empresa nos ha entregado no cuentan con la comprobación de ningún responsable del edificio donde se ha trabajado ni fueron nunca comprobados. Y la prueba de esto es que cuando se están comprobando es ahora, tras la denuncia del Partido Socialista».

La socialista también indica que la…«Y aquí nos gustaría introducir un dato que es importante, cuando Ferrovial se presentó al concurso en 2018 introdujo una serie de mejoras que le fueron valoradas y con las cuales consiguió ganar el contrato: más horas de trabajo que las mínimas, una bolsa de horas anuales de libre disposición y algunos trabajos extraordinarios no previstos en el pliego».

Entre esas mejoras, la empresa ofreció la utilización de «CheckingPlan» un software para el fichaje y gestión de horarios y turnos. Y esto aparece en la oferta de condiciones que Ferrovial presentó a licitación. «De hecho, en la web de CheckingPlan aparece Ferrovial como una empresa que utiliza este programa para el fichaje de 14.000 de sus empleados», afirma López.

«No vamos a explicar cómo funciona, pero sencillamente las trabajadoras leen un código en el edificio donde trabajan a la entrada y salida. El Ayuntamiento tendría acceso a los datos que esta aplicación de control ofrece y no tendría que sumar partes. Además, hay que recordar que, desde el primer año de contrato, el registro de jornada de las empresas es obligatorio», detalla.

Para finalizar, los socialistas explican que sus manifestaciones no tienen en absoluto que ver con las trabajadoras. «Si Ferrovial hiciera todas las horas que tiene contratadas, quienes se beneficiarían principalmente serían ellas, que trabajarían más horas y las cobrarían. El problema es que se han pagado unas horas que nadie ha trabajado».

«Este fichaje electrónico es una ventaja que la empresa ofreció al Ayuntamiento desde el principio, que está reflejada en el contrato y que no se ha aplicado. Por eso, le hemos pedido a la concejala que inste a la empresa a instalar ese sistema de gestión y facilitar a los técnicos de su área el acceso a los datos de las actividades realizadas en los edificios municipales, para que todos los meses se pueda comprobar que la empresa ha realizado las horas por las que se le está pagando y no vuelva a suceder lo que ha ocurrido hasta ahora», concluyó López.


JCCM

Quizás te interese:

Archivado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.