ANÚNCIATE CON NOSOTROS

21/02/2024
la tinta de almansa noticias

El periódico digital de Almansa

Almansa teme la llegada de la macro-planta de biogás: esto es todo lo que ha pasado hasta ahora

Los olores, el impacto en la fauna y la flora y la contaminación del terreno inquietan a la mayoría del pueblo, lugar donde ya también se levanta preocupación por el futuro impacto negativo en la economía o en la vida social y cultural de Almansa
planta abonos montagut biogás almansa encuesta

Almansa teme la llegada de la macro-planta de biogás, por Jaime Sánchez. | La tramitación para la instalación de una nueva planta de biogás a las afueras de Almansa ha agitado a la población de la ciudad manchega. Tras el cese de la actividad de Bionercam en 2017, cuatro años después una nueva empresa, Abonos Orgánicos Montagut, S.L., compró la nave de fertilizantes para añadir a las acciones de la anterior empresa la producción de biogás. La situación es muy cercana al punto de no retorno respecto a la concesión de licencias para arrancar el proyecto de forma oficial. 

¿Dónde está la planta de Biogás de Almansa?

La planta de Biogás Almansa se encuentra al lado de la carretera N-430a, dirección Valencia/Alicante, en el popularmente conocido como Camino de La Columna y a 3,4km del casco urbano, dentro del marco legal que exige una distancia mayor de dos kilómetros respecto a este. Sin embargo, su ubicación perjudica gravemente a la Laguna del Saladar, una laguna de tipo endorreico. Además, algunas negligencias en la presentación del proyecto muestran los perjuicios que puede acarrear a la población cercana. Siendo la producción de olores su mayor preocupación. 

ecoVitab

Virgilio Martínez, ingeniero y director de proyectos, miembro de la plataforma Stop Biogás y Fertilizantes de Almansa, ha sido el encargado de ahondar en las deficiencias técnicas que tiene el proyecto dentro de la documentación legal presentada. Martínez señala el primer error del proyecto en el estudio de los vientos dominantes. 

¿Viento de Albacete en Almansa?

La rosa de los vientos es una representación gráfica de la distribución de los vientos. La presentada por la empresa encargada de dirigir la planta de Biogás ofreció al ayuntamiento es errónea. Abonos Orgánicos Montagut, en primera instancia, considera que Almansa carece de un estudio del viento, por lo que toma por bueno el estudio de la base aérea de Los Llanos, Albacete, situado a más de 75 kilómetros del lugar donde se encuentra la planta de biogás. Sin embargo, entre ambas ciudades hay una diferencia importante en cuanto a situación topográfica. La dirección y potencia del viento en estos proyectos es muy importante por la producción de olores o las partículas de componentes volátiles, entre otros.  

donde esta planta biogas almansa

Virgilio Martínez fue el encargado de demostrar al Ayuntamiento de Almansa que el estudio del viento era erróneo. La nueva propuesta, como explica Martínez, debe contextualizarse; la situación geográfica de Almansa hace que en verano llegue el viento desde el puerto de Almansa, es decir, desde Levante. Dicho puerto cuenta con dos zonas montañosas, el Alto de la Muela y la Sierra de la Silla, algo que “provoca un efecto túnel en la entrada del viento y hace que pase por la zona de la planta de manera más potente” afirma Martínez. Estos no son los vientos más fuertes de la zona, pero son los predominantes entre mayo y septiembre. De esta forma, se convierten en los que tienen más impacto en la población. 

La planta está ubicada a escasos 150 metros del entorno natural de la laguna del Saladar. Abonos Orgánicos Montagut niega el impacto que pueda tener la planta de biogás en ella al ser una laguna endorreica. Esto es que no tiene salida fluvial al océano y sus aguas desaparecen por evaporación como causa principal. Su localización también afecta a vecinos, pues el chalet habitado más cercano se encuentra a 650 metros, y a trabajadores de negocios cercanos como la Gasolinera Penadés, zona en la está previsto en el nuevo Plan de Ordenación Municipal la construcción de un polígono industrial. 

El daño al medio ambiente

Antes, las múltiples denuncias a la Confederación Hidrográfica del Júcar y a Seprona, llevaron el caso de Bionercam, en activo desde 2005 hasta 2017 de manera oficial, a los Tribunales y actualmente, el antiguo administrador, Manuel Toledo, tiene una pena de cinco años y un día de cárcel que cumple desde abril de 2022 y una multa económica por delitos ecológicos graves tras la sentencia núm 320/2022 del Tribunal Supremo. Las denuncias inciden en las actividades de gestión de residuos no peligrosos, que incluyen compostaje en el exterior de las naves, secado térmico y valorización energética de residuos orgánicos. 

Ya en noviembre de 2013 comenzó la recolecta de muestras de dos encharcamientos de lixiviados, líquidos generados por residuos de los vertederos. Según el informe de Ana Belén Cuenca, doctora en medicina y médico especialista en medicina interna, se encontraron hasta veinte sustancias dañinas en estas muestras. En marzo de 2016 se realizó la segunda prueba y en diciembre del mismo año la tercera. Las concentraciones de estas muestras “superaban significativamente el valor de referencia establecido en el Reglamento de Dominio Público Hidráulico” informa Cuenca. Esto supone un grave riesgo para la calidad de las aguas subterráneas y el abastecimiento para el consumo humano. 

laguna saladar almansa

Sustancias peligrosas

Más del 75% de las sustancias encontradas se consideran cancerígenas según la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC). Algunas como el tetracloroetileno es fácil de transportar por el aire en largas distancias. Otras como el tricloroetileno permanecen durante mucho tiempo en aguas subterráneas debido a su dificultad para evaporarse. El Xileno por su parte afecta de forma directa a la salud de la fauna cercana. Entre las sustancias encontradas en el estudio, cinco de ellas están clasificadas como Compuestos Orgánicos Volátiles; (etilbenceno, naftaleno, tolueno, tricloroetileno y trimetilbenceno). De estas, el tricloroetileno se considera un compuesto de clase A, es decir, que puede causar daños significativos al medio ambiente. 

Un proyecto de grandes dimensiones

La producción de biogás proviene de la biodegradación de restos de materia orgánica inservible que se transforma en gas mediante reactores. En el caso de Almansa debemos añadir la producción de fertilizantes en la misma planta. La actividad en menores cantidades, ilegal al no tener aún permisos, desde el cambio de propietario ha alertado a la población. “Se presupone que en los meses veraniegos se ha trabajado con una cantidad que oscila entre 20 000 y 40 000 toneladas de residuos”, afirma Martínez. En el supuesto, probable, de obtener una autorización oficial para comenzar la fabricación a mayor escala, la planta de biogás permitiría una gestión de 321 000 toneladas anuales

Para contextualizar estas cifras, según los datos de 2021 del Consorcio Provincial de Gestión de Residuos, Almansa genera en residuo sólido urbano la cantidad de 7500 toneladas cada año. Las toneladas que pretende manejar Abonos Orgánicos Montagut son el equivalente a 43 veces las basuras del municipio anualmente. Para ir un poco más allá, la provincia de Albacete en total gestiona 164 000 toneladas

podemos almansa biogás

Dentro de los extractos que ha publicado el proyecto de Abonos Orgánicos Montagut, está previsto montar 61 cordones de compostaje, un número que equivale, según Virgilio Martínez, a alrededor de “4,5 kilómetros colocados en una fila india de tres metros de ancho por 1,60m de alto”. Esto puede provocar acumulaciones de insectos, además de malos olores. “Todos sabemos cómo huele la basura en verano si se queda un par de días sin sacar, imagínate en estas dimensiones”, visualiza Martínez

Cientos de camiones en Almansa

El proyecto de impacto ambiental no explica el modus operandi para el traslado de los residuos hasta la planta. Ese movimiento de toneladas supone, de acuerdo con la norma de circulación de vehículos de gran tonelaje, alrededor de 36 camiones que deben entrar y salir cada día, si estos están llenos (30 toneladas es el máximo permitido), acorde al estudio realizado por la plataforma Stop Biogás y Fertilizantes de Almansa. Estas cantidades están supeditadas al horario propuesto por la empresa para trabajar. De lunes a sábado todo el año, además de la producción en segundo plano de biogás. Un promedio aproximado de un camión cada veinte minutos. 

Los camiones u otros vehículos voluminosos que no lleguen desde Valencia o Alicante, con Albacete, Hellín, Ayora y todos los pueblos anteriores a estas direcciones como posibles puntos de partida, pasarían por la urbanización de Almansa. Hasta la fecha no se plantea la inyección de biogás a la red, por lo que la solución a corto plazo parece sacarlo de la planta mediante camiones que, en caso de ir en dirección al interior, volverían a pasar por el casco urbano. 

abonos orgánicos montagut planta biogás almansa
Un camión acude a la planta

La cantidad que pueden sostener las balsas de lixiviados es de 115 litros por metro cuadrado. El humedal del Saladar ha supuesto inundaciones en la carretera por lluvias de más de 900 litros por metro cuadrado en 1955 o alrededor de 600 en 1996. Aunque no sean cifras habituales, es muy sencillo superar la capacidad dispuesta por las balsas, algo que provocaría verter residuos muy cerca de la laguna. 

Su impacto en la naturaleza

Carlos García, estudiante de último curso de Biología en la Universidad de Alicante, está involucrado en el estudio del impacto de la planta en la fauna y flora del Saladar y ofreció una ponencia junto a Izquierda Unida acerca de ello. “La creación de este vertedero orgánico supone la pérdida del hábitat de muchas especies, especialmente aves” expone García. Tampoco es una situación esperanzadora para anfibios o pequeños mamíferos como liebres y conejos

En la flora, las principales afectadas son plantas autóctonas aromáticas como el tomillo, el romero, o la lavanda. La planta de biogás produce contaminaciones mediante el fosfato o el nitrógeno. Esta es la causa principal de eutrofización, la acumulación de estos nutrientes que produce proliferación de algas y, por tanto, la contaminación del agua. “Así suena difícil de entender, pero lo vemos cuando el agua adopta un tono verdoso, casi fosforito o marrón” clarifica García

laguna saladar almansa

El humedal del Saladar carece de medidas de protección como puedan ser las declaraciones de microreservas, lugar de interés comunitario (LIC) o zonas de especial protección para las aves. Estas figuras podrían suponer un cambio importante en la mejora de sus condiciones y beneficiaría a las más de noventa especies diferentes y un total de 11.000 ejemplares avistados en la laguna durante los últimos seis años, según el estudio realizado por la Sociedad Albacetense de Ornitología

La situación política

Abonos Orgánicos Montagut S.L. comenzó su actividad a principios de verano de 2023. Ellos afirmaban contar con licencia para su actividad estival, pese a la posterior demostración de lo contrario. El Ayuntamiento de Almansa no ha concedido la calificación urbanística por el momento, afirma Pablo Sánchez, concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Almansa, quien añade que es el “último trámite que faltaba por aprobar” cuando su partido (PSOE) entró al gobierno.

Desde el comienzo de su tramitación en 2021, el proyecto obtuvo por parte del anterior gobierno almanseño la aceptación inicial, es decir, autorización para la instalación en la parcela solicitada y una exención en la construcción para aumentar las dimensiones. Desde la Junta de Comunidades garantizaron la autorización de impacto ambiental y la autorización ambiental integrada.

Cerca de 700 alegaciones en contra

La resolución de las alegaciones presentadas se espera que sea inminente. Virgilio Martínez las cifra en cerca de setecientas, según los datos de las plataformas involucradas, aunque “el Ayuntamiento cuenta menos de doscientas” apunta. Martínez justifica la diferencia con el modo de registro del Ayuntamiento, que apuntaba como una alegación una hoja firmada por diez o incluso cincuenta personas. 

“Lo que hemos dicho públicamente y mantenemos es que vamos a agotar todas las posibilidades legales antes de dar licencia a la instalación” declara Pablo Sánchez. “La posición del Ayuntamiento de Almansa, pese a considerar aspectos positivos en la economía circular y la recuperación de residuos, es contraria a su apertura por el lugar elegido y el impacto para los vecinos”. El Ayuntamiento y plataformas como Stop Biogás y Fertilizantes Almansa reman en la misma dirección en una carrera que, sin embargo, parece a punto de finalizar. 

planta biogás almansa
Pilar Callado y Pablo Sánchez, alcaldesa y edil de Urbanismo, ya anunciaron su posición en contra hace meses.

Los avances obtenidos con el anterior gobierno de Almansa, cuyo alcalde y concejal de medioambiente fueron invitados por Abonos Orgánicos Montagut a un viaje a Países Bajos para conocer cómo iba a ser la versión idílica de esta planta de biogás mediante un ejemplo holandés, parecen ser irreparables. En Almansa han vivido de cerca el ejemplo de Bionercam y el trabajo para concienciar está hecho y expuesto. La población cruza los dedos por revertir esta situación. 

Concentración en Almansa

Actualmente, la plataforma ciudadana “Stop Biogás Almansa” llama a la ciudad a sumarse a una concentración frente al ayuntamiento con el objetivo de frenar la posible implantación de una planta de biogás a menos de 4 km de la ciudad. La manifestación está programada para el sábado 3 de febrero a las 12:00 horas en la Plaza Santa María.

La convocatoria busca unir fuerzas y expresar de manera colectiva la oposición a este proyecto, el cual ya recibió más de 700 alegaciones en contra por registro de entrada del Ayuntamiento, siendo la iniciativa privada que más rechazo ha levantado en Almansa en la historia reciente.

recogida firmas planta biogás almansa

Quizás te interese:

Quizás te interese:

Archivado en:

Un comentario

  1. Buenos días,
    Por favor, no hay que permitir poner esa planta industrial contaminante en un lugar tan cercano a la ciudad y de más a más en el área endorréica de la laguna del Saladar, adonde cuando ésta recoge agua suficiente acuden aves acuáticas. Estoy pensando en zancudas, como los flamencos, y patos y otras.
    Yo no resido en Almansa, me da igual, sino que me parece aberrante que se justifiquen con que producirán energía con las basuras. Las únicas beneficiadas son las empresas que las instalan y las compañías eléctricas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *