09/08/2022

El periódico digital de Almansa

Se salta la orden de alejamiento: «Dale recuerdos a la puta de tu hermana, os voy a rajar el cuello»

Condenado a un año, dos meses y un día de prisión por saltarse la prohibición de comunicarse con su exmujer para amenazarla a través de su hijo y el hermano de esta
Condenado por quebrantar la orden de alejamiento por la Audiencia Provincial de Albacete | Pixabay

Emilio (nombre ficticio) quebrantó la orden de alejamiento. La sala de la Audiencia Provincial de Albacete desestima el recurso presentado por el acusado contra la sentencia interpuesta por el Juzgado de lo Penal nº2 de Albacete, en marzo de 2019. En ella se le condenaba a dos delitos de amenazas y uno leve de injurias contra su exmujer, Begoña (seudónimo para proteger su identidad), que tuvieron lugar aunque tenía prohibida la comunicación con ella desde el año 2013, por malos tratos.


Sucedió entre las 17:00 y las 18:00 horas de un día situado entre los meses de abril y mayo de 2015. Emilio efectuó una llamada telefónica a la esposa de su hijo. En el transcurso de la misma, le dijo que «ya sabía dónde estaba Begoña y que había conocido a unos moros en la cárcel que, por poco dinero, podían ir a por ella», según la sentencia. Estas expresiones las profirió «en estado de embriaguez, pero con intención de causar temor en la persona de su exmujer Begoña». Y así ocurrió. La nuera de Emilio se lo contó a su marido y éste advirtió a su madre. Pero el asunto no quedó ahí.

ecoVitab

Quebrantó dos veces la orden de alejamiento

El acusado se personó en el portal del inmueble del hermano de Begoña, en Cuenca, sobre las 13:40 horas del día 9 de julio de 2016. Cuando Emilio se encontró con éste le dijo: «Dale recuerdos a la puta de tu hermana, os voy a rajar el cuello a los dos». Su objetivo era el de «atemorizarle» para que «éste se lo comunicara a su hermana», según aluden los magistrados en los hechos probados de la sentencia.

No era la primera vez que el hermano de Begoña se encontraba con Emilio en las proximidades de su casa. Ante esta situación, llamó por teléfono a su hermana, que ese mismo día acudió a presentar la denuncia en Albacete. Begoña residía en una esta ciudad tras haberse marchado de Cuenca a una casa de acogida cuando le comunicaron que Emilio iba a salir de prisión.

La Justicia le condena a un año, dos meses y un día de prisión por dos delitos de amenazas y uno leve de injurias. Le imponen, además, una nueva orden de alejamiento. Se le prohíbe la comunicación y la aproximación de un radio inferior  a 500 metros a Begoña durante dos años y seis meses. Se le priva, asimismo, el derecho a la tenencia y porte de armas durante tres años, seis meses y un día.

A la primera señal, llama al 016

La violencia de género es una lacra que aún persiste en la sociedad. Denunciar es lo más importante para lograr protección. El Ministerio de Igualdad ofrece información y asesoramiento jurídico a las víctimas a través del número telefónico de marcación abreviada 016.


JCCM

Quizás te interese:

Archivado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.