19/08/2022

El periódico digital de Almansa

¿Quién fue Jerónimo Meseguer? Una vida de música siendo el «tenor de la Resistencia»

Jerónimo Meseguer es uno de los nombres más importantes para Almansa. Su carrera musical llevó el nombre de nuestra ciudad a todos los puntos del país. Fue una voz prodigiosa y su historia merece ser recordada por todos los almanseños.
Jeronimo Meseguer web conservatorio almansa

Da nombre al Conservatorio Profesional de Música de Almansa, pero no todos conocen su historia. Jerónimo Meseguer fue uno de los mejores cantantes que ha dado esta tierra y de los más influyentes de España a principios del siglo XX. Le bautizaron como el «tenor de la Resistencia», y su voz sigue retumbando en el Teatro Prince de Madrid como el mayor grito musical de la Guerra Civil. La Tinta de Almansa te invita a conocer la historia de este héroe de la zarzuela. Su biografía es inspiradora, habla de lo efímero de la fama y de la injusticia de la crítica.

El almanseño que cambió las armas por el cante

Jerónimo Meseguer (Almansa, 1908) nace dentro del seno de una familia humilde. La austeridad marca los primeros años de su vida, pero no pasa hambre gracias al trabajo que sus padres ejercen como profesores nacionales. Toda su familia tiene inquietudes artísticas. Pero es la música una de las costumbres más practicadas por sus abuelos, padres y hermanos, los cuales son cantantes y tocan instrumentos.

Viaja a Madrid, en el año 1928, para cumplir el servicio militar. Allí comienza a asentar su vida. Cumplidas sus obligaciones con el ejército, atiende a su verdadera pasión y se matricula en el Conservatorio de música de la capital. En esa escuela imparte clases el legendario Ignacio Tabuyo, probablemente, el compositor y cantante español más internacional y con más conocimientos del país en ese momento.

Cuando Tabuyo escucha por primera vez a Meseguer, no cabe en su asombro y, sin pensarlo, escribe una carta a Albacete informando de su gran talento. En palabras del propio Meseguer: «Me oyó el profesor Ignacio Tabuyo y, sin más ni más, escribió a Albacete diciendo que era una pena que me malograra como cantante» (Diario Pueblo, 1979).

La confianza que Tabuyo deposita en él resulta de gran importancia ya que, en 1930, fallece su padre. Meseguer se ve, por ello, obligado a abandonar los estudios musicales. Sin embargo, varios periodistas de la revista almanseña Corazón organizan una suscripción para costearle los pagos del conservatorio.

Por otro lado, el alcalde de Almansa, Aurelio Villaescusa, junto con el primer alcalde republicano de Albacete, Virgilio Martínez, organizan una representación de aficionados cuyos beneficios se destinan a becar al artista. Jerónimo Meseguer consigue, con esta base económica, una beca mensual de 130 pesetas que le permite continuar como alumno de Tabuyo en el Conservatorio de Madrid.

Jerónimo Meseguer
Desde el comienzo de su carrera, Meseguer asombraba a todos los amantes de la zarzuela

El gran debut y corta carrera de Jerónimo Meseguer

En el año 1932, a Jerónimo se le da la oportunidad de actuar en el Teatro de Fuencarral, en el corazón de Madrid, dentro del ambiente más artístico y vanguardista del país. La obra a representar es la zarzuela La virgen morena de Agustín Gutiérrez y Eliseo Grenet, y Meseguer participa en su gran estreno. Tras su interpretación, las ofertas de trabajo llueven y su profesor, aún lleno de orgullo, se entristece al ver que su gran alumno deja las aulas para convertirse en un grande de la zarzuela española.

Un año después, actúa con gran éxito y una genial aceptación de la crítica en Barcelona. Este hecho hace que Federico Moreno Torroba, reconocido compositor de zarzuela, le ofrezca el doble de su sueldo para ser tenor de su compañía. Meseguer apunta alto y su ascenso es meteórico.

Llegó la Guerra Civil y con ella el «tenor de la Resistencia»

Estalla la Guerra Civil y Meseguer está en Madrid, desarrollando su carrera. España se sumerge en su época más oscura y la capital se convierte en un agujero negro de pena. Pero una voz emerge desde el Teatro Prince arrojando luz y esperanza al pueblo. Durante más de 45 sesiones dobles (de mañana y tarde), Jerónimo Meseguer interpreta la obra Marina y, tras subir al escenario más de noventa veces, el gobierno le otorga el título de «tenor de la Resistencia».

Teatro Price de Madrid
El teatro circo Price de Madrid en 1930 (Web del Teatro Price Madrid)

Durante la Guerra Civil, el bando nacional fusiló a cientos y cientos de intelectuales españoles. El miedo se apoderó de la cultura y, cuando los artistas no cedían ante él, las balas conseguían acabar con su vida, pero no con su obra. El nombre de Jerónimo Meseguer fue borrado de los carteles; su figura como gran tenor se desvanece.

El héroe de la zarzuela

La situación de la cultura en la España de la posguerra es crítica, pero Meseguer se incorpora a la compañía de Marcos Redondo en Barcelona y se convierte en un héroe de la zarzuela. Una crítica del periódico La Vanguardia, en 1951, da fé de ello: «Jerónimo Meseguer es uno de los pocos tenores que todavía cuenta con la zarzuela para librar victoriosas batallas».

En 1959, en la extremeña ciudad de Badajoz, interpreta su última obra como tenor profesional. Se despide de los escenarios, pero continúa una fructífera carrera como representante en la que descubrió a grandes voces por todo el país.

Conservatorio de Música de Almansa Jerónimo Meseguer

El 24 de octubre de 1990, fallece Jerónimo Meseguer a los 82 años de edad, en Madrid. La prensa cultural, salvo excepción, no hace referencia a su figura. Nadie se acuerda ya de quién fue Jerónimo Meseguer. Dos años después, el Conservatorio Profesional de Música de Almansa es bautizado con su nombre, siendo este el mayor honor que ha recibido el gran tenor.

A día de hoy, cientos de alumnos y alumnas aprenden el arte y ciencia de la música en las aulas del conservatorio de Almansa. El objetivo de sus profesores es complicado: conseguir que nuestra ciudad pueda presumir de otra voz o músico tan inmortal como Jerónimo Meseguer.


JCCM

Quizás te interese:

Archivado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.