28/11/2020

Periódico digital de Almansa

FEDA_DIPUTACIÓN

Francisco López: «Han sido días muy duros»

Un concejal de Fiestas y Cultura sin fiestas ni cultura. Francisco López se sincera frente al micro de La Tinta de Almansa e informa, en exclusiva, sobre cómo serán la Cabalgata de Reyes y el ciclo de Almateatro
paclopez
Talleres Vicente Soriano

La mañana del martes 25 de agosto, Francisco López amaneció con desánimo y el deber inapelable de comunicar a los almanseños que el Ciclo Cultural de Verano se suspendía. El responsable de Cultura, Fiestas y Recreación Histórica de Almansa apareció aliquebrado, con la mirada baja y el rostro apagado. Esta imagen gris contrastaba con la de ese «Paco» vital, risueño y festero, que resucita al entrar en la sede de los Templarios, rodeado de amigos, comida y bullicio.

Opticalia Visión Almansa
 
Tomas Catalan

La suspensión del ciclo —que iba a celebrarse del 28 al 31 de agosto en el Recinto Ferial— fue como una «bofetada», en sus palabras, que se sumaba a una larga lista de varapalos. Era el enésimo golpe que recibía su concejalía, tras haber anulado las Fiestas de Mayo, la Recreación Histórica, la Feria de Almansa y el Ecuador Festero. El COVID-19 parecía querer coincidir con las fechas más alegres para los almanseños: la primera oleada arrasó con los festejos de Moros y cristianos; los rebrotes se llevaron la feria por delante. Toda la planificación y el trabajo del equipo de López se fue al traste.

Kadylux Electronics
 
ecoVitab

Pregunta: Para La Tinta de Almansa es un honor que hayas accedido a sincerarte con nosotros. Pero antes, creemos que es necesario rebobinar. ¿En qué momento se plantea celebrar la Feria y por qué se suspende?

Copiplus
 
MBVB Arquitectos

Respuesta: Hemos llevado mucho control con los datos del COVID-19. Una vez acabado el proceso de suspensión de los festejos en honor a la Patrona, vemos que la pandemia avanza. Entonces, nos sentamos con el Alcalde y con los compañeros de fiestas. En medio de una situación de incertidumbre, pero medianamente esperanzadora, decidimos intentar hacer una humilde programación para la Feria.


 
Javier Navalón - Diseño Web

Teníamos claro que los rebrotes iban a llegar, por lo que la mayoría del presupuesto destinado a celebrar una posible feria se dedicó a gastos más necesarios para el Ayuntamiento en general, como los Servicios Sociales. Se dejó, así, un pequeño remanente para intentar desarrollar ese Ciclo Cultural, con unos cuantos actos al aire libre. Nunca he querido llamar «feria» a esta programación, ya que la feria como todos la conocemos no iba a ser posible. Es triste admitirlo, pero si no pudimos disfrutar de las fiestas como debíamos, ni de los festejos de distrito, tampoco iba a ser posible hacerlo con la feria tradicional.

Además, me gustaría añadir algo. Desde el Ayuntamiento y en colaboración con todas las entidades festeras, quedamos en que, si se desarrollara algún tipo de evento festivo de grandes dimensiones, éste iba a ser con la participación de todos: Agrupación, Junta Festera de Calles, feriantes, asociaciones, etcétera.

P: ¿Se han podido reubicar las actividades programadas para las Fiestas de Mayo y la Feria?

R: En cuanto al teatro, todo lo que había para marzo y lo que había después, entre junio y julio, ha sido reubicado. Las orquestas y bandas que teníamos contratadas para ambientar la carpa durante las Fiestas Mayores o durante la Feria no las hemos podido reubicar, porque siempre se tuvo en cuenta que las actividades para el Ciclo Cultural fueran aquellas donde la gente pudiera estar sentada. Por lo tanto, las actuaciones musicales quedan pendientes para próximas ediciones en las que podamos volver a la normalidad.

P: ¿Qué actividades del Ciclo se aplazan?

R: El ciclo cultural eran solamente cuatro días con cinco actuaciones. El primero actuaba la Orquesta Sinfónica de la Sociedad Unión Musical de Almansa y la Big Band por la noche. El sábado había prevista una gala benéfica a beneficio de Cruz Roja con temática Disney, que organizaba Arte Escénico y que, en un tiempo, se hará. Lo aplazamos, pero no se suspende definitivamente. Lo que se suspende es el Ciclo. Los eventos no nos los cargamos, los haremos más adelante cuando las circunstancias lo permitan. El domingo por la noche venía el grupo Yllana; yo tenía muchas ganas de verlos como aficionado. El último día, lunes por la tarde, estaban programados el Musical de La Granja y Agustín Durán, para terminar esos días con una sonrisa.

P: ¿Y qué pasa con los contratos que se firmaron con las compañías?

R: La verdad es que siempre ha habido acuerdo entre estas y el Ayuntamiento. Somos conscientes de que estamos aplazando un aplazamiento, pero son las condiciones que hay. Eso sí, no hay un tira y afloja por ninguna de las dos partes. Simplemente, las volveremos a acoplar en la agenda y seguiremos hacia adelante. Cuando se pueda, se hará.

P: ¿Cómo se va a utilizar ese «remanente» que comentabas? ¿En qué se destinará el presupuesto sobrante?

R: De momento está ahí, no era un gran presupuesto. Se va a redestinar, seguro. En este momento no sabría decirte dónde va a ir pero, insisto, era una cantidad pequeña. Unos 15.000 euros.

Entrevista a Francisco López
Francisco López, frente al Teatro Regio | La Tinta de Almansa

P: Entendemos que la suspensión del Ciclo Cultural fue una medida de precaución ante la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia del Covid-19, pero, ¿cuál fue la gota que colmó el vaso?

R: La gota que colma el vaso fue que, el lunes, ya con todo preparado, la empresa Yllana nos comunica que no puede asistir porque uno de sus componentes ha dado positivo en COVID-19 y la compañía está en cuarentena. Con esta circunstancia, y a 5 días del estreno, estuvimos barajando, intentando… Pero ese fue uno de los puntales que se cayó. El siguiente fue el infantil. Tal y como nosotros lo teníamos previsto, entraba un poco en contradicción con el último Decreto que nos ha llegado en el que, prácticamente, se anula el ocio infantil. Y, claro, yo organicé un encuentro para niños y jóvenes. Se cae la segunda pata.

La tercera es que, esa misma mañana, cuando vemos los datos que nos da el hospital, además de los casos que teníamos registrados, valoramos que un número elevado de gente a la que se estaba rastreando había dado positivo. Al analizarlo con los responsables de Policía y del hospital vimos que, al final, no podíamos hacer esto en condiciones. Y esto, a pesar de que el teatro estuviera sectorizado en tres áreas. La autoridad sanitaria nos pedía que todo el compraba entradas, que tenían que ser preasignadas, tenía que cedernos su teléfono. Pero si alguno de los asistentes, de forma posterior al evento, se hubiera presentado a una prueba de COVID-19 y dado positivo, tendríamos que rastrear a todas las personas del sector en el que hubiera estado sentado. Era un riesgo demasiado grande y no vimos la necesidad de realizarlo.

P: ¿Con qué datos contabais tras ese rastreo?

R: Registramos que había subido la cantidad de contagios y, en consecuencia, la cantidad de rastreados. Es decir, tras cada contagiado, se inicia un nuevo proceso de rastreo. Si en ese proceso no aparece nadie, este se detiene, pero, si aparece algún otro positivo más, hay que aumentar más la muestra.

P: ¿Alguna vez has pensado en el precio político a pagar por la suspensión de todos los eventos?

R: Teniendo un cargo político, antes que nada, hay que ser responsable y valorar el alcance de tus decisiones. Para mí, y siendo completamente honesto, el precio político casi te diría que me da igual. En este momento, pesa más y es mucho más importante evitar colapsar un centro de Salud que está funcionando bien, que jugársela por algo que podemos hacer más adelante. Con las circunstancias que llevamos, ya me hubiera gustado. Ojalá la pandemia no hubiera avanzado como ha avanzado. Pero es más importante hacer el trabajo bien, con todas las medidas de seguridad, que lamentar alguna desgracia. Estamos hablando de la salud y de vidas humanas.

P: ¿Qué le dirías a ese festero de toda la vida que no ha podido enfundarse el traje y desfilar este año?

R: Yo creo que en la vida hay que buscar la parte buena de todo, que siempre la hay. Hasta en esta circunstancia. Para mí y para muchos compañeros han sido días muy duros, muy difíciles, porque es algo que vivimos con muchísima intensidad todo el año. No dejamos de hacer referencia al día 1, al día 30… son vivencias muy especiales y bonitas, que se viven en la calle y con mucha gente. Pero, yo, me quedo con que no he vivido esa tristeza. Me he sentido muy arropado. Por todos: los presidentes de distrito, la Agrupación de Comparsas, Junta Festera de Calles, Sociedades de la Virgen de Belén y de los Pastores, responsables de la Comisión Infantil y grupo de Protocolo, compañeros de escuadra, amigos… porque estuvieron ahí; hicimos piña.

Hemos mantenido ese espíritu que yo pedía al principio que no se apagara, que nos tenía que ayudar a salir adelante. A los festeros mi mensaje es este: estamos ahí, las fiestas las hemos vivido (no me gusta decir que no ha habido fiestas, aunque no las haya habido). Han sido seis días muy especiales, hemos llorado muchísimo. [Emocionado] Lo hemos pasado con pena, pero lo hemos pasado unidos. Esto pasará. Más pronto que tarde estaremos juntos, nos abrazaremos en la sede y comeremos unos al lado de otros, sin una mascarilla por medio. Y si tenemos que llevarla, por lo menos nos podremos acercar.

P: ¿Cómo se siente un concejal de Cultura y Fiestas que ve cómo todo su trabajo, al final, no sale adelante?

R: Es triste. Es una sensación difícil de explicar porque, por un lado, sí que tengo la satisfacción del trabajo hecho. Toda la gente que ha estado a mi lado, en Cultura, en Fiestas, en Feria, en la Recreación Histórica… Recuerdo cuando nos llamaban los italianos, antes de suspender la Recreación. Me preguntaban: «¿Qué hacemos?». Yo les respondía que «para suspender, siempre hay tiempo». Ya cuando nos decían que no podían salir desde los aeropuertos, pensé: «Es evidente que esto se nos va, se nos va». Pero nadie puso un «pero».

Me quedo con que he disfrutado del trabajo más bonito: he vivido la ilusión de la gente. Recuerdo la emoción de Belén, la que iba a ser nuestra Reina en 2020, cuando me dijo: «Ya tengo mi traje blanco». Y contestar: «Yo ya tengo preparada tu presentación». También recuerdo las sonrisas de los niños de la Comisión Infantil, que estaban deseando desfilar y fueron los primeros que se llevaron el jarro de agua. Eso sí: han sabido mantener el tipo mucho más que alguna gente mayor. Es… complicado. Sientes esa emoción y, luego, ves que, de la noche a la mañana, nos hemos despertado todos de una triste pesadilla y nadie ha podido disfrutar de sus ilusiones.

Para mí, como festero, es frustrante, es doloroso. Pero, sobre todo, lo es por la gente. Son eventos que se preparan con muchas personas detrás y que viven de ello. Si hablamos de los feriantes, es para agarrarse a llorar. Todo el sector de fiestas, en general, lo está pasando muy mal. Las familias dedicadas al alquiler de trajes o la pólvora… una sustancia que, además, al no venderse, está siendo almacenada durante un verano muy caluroso… Es peligroso. Y una situación dura, muy dura.

P: ¿Alguna buena noticia? Algo tendréis programado…

R: La temporada de teatro. El Certamen de Almateatro sigue en pie, aunque posiblemente se aplace una semana. No sé qué va a pasar, pero, de momento, está. La idea es que empiece y, así, poner en práctica las medidas de seguridad en el teatro. En el Principal ya hicimos la prueba con la presentación del videoclip de la cantante María Sáez. Coordinamos el evento con el Jefe de Policía, medimos todas la distancia entre las sillas… Ese teatro ya lo tenemos testado y con el Regio vamos a empezar el 12 de septiembre. Si vemos riesgos, se suspenderá. Por cierto, las entradas de las actuaciones canceladas se pueden reclamar a partir del día 2 de septiembre en la plataforma Giglon.com.

P: ¿Qué consuelo le queda, tras lo que ha contado y toda la batería de cancelaciones?

R: Me queda el consuelo de Sus Majestades. Ellos sí que vienen.

P: ¿Tendremos cabalgata de Reyes Magos?

R: He tenido el placer de hablar con la Casa Real de Oriente y Sus Majestades los Reyes Magos van a venir sí o sí. Ya está confirmado: el 5 de enero por la tarde, Melchor, Gaspar y Baltasar estarán en Almansa, aunque el tiempo no nos ayude. Ya estamos preparando la recepción. Nos encantaría que pudiéramos celebrar una cabalgata tradicional con la pomposidad que exige la presencia de tales invitados, pero no podemos asegurar nada en ese aspecto. Insisto, que todos los niños estén tranquilos, porque los Reyes Magos van a venir.

P: ¿Qué ideas se barajan para celebrar la llegada de Sus Majestades de Oriente?

R: Si va a ser una cabalgata tradicional, no lo puedo asegurar. Tenemos varias ideas sobre la mesa. El desfile de carrozas, en sí, se puede organizar. Los participantes deberán guardar las distancias y podrían regalarse mascarillas navideñas. Ahora, el problema es la afluencia de público. Pero, a partir de ahí, estamos trabajando. Hay ideas encima de la mesa que hay que valorar económicamente y coordinar con Policía.

P: ¿Por ejemplo?

R: Que los Reyes lleguen en globo y se pudiera ver desde todas partes, aunque esa es de las más peregrinas. Hay proyectos para alargar el recorrido, cambiar el horario… Hay otra idea que está cogida con alfileres y que no quiero adelantar… Son todo hipótesis. Luego, hay que bajarlas a la realidad. Y siempre bajo la condición de no agrupar a mucho público.

P: Con este panorama, ¿qué actividad cultural recomendarías a los almanseños?

R: Empezar un buen libro. Visitar nuestros monumentos. Aprender nuestra rica historia. La oferta pública cultural es muy limitada por las circunstancias que tenemos, pero siempre se puede leer, ver una película… de momento nos tendremos que apañar así. Me hubiera gustado realizar el Ciclo de Verano para que la gente saliera de su rutina y empezara a ver la vida de otro color. Ojalá esto remita pronto.

Archivado en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Otros artículos de interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *