18/05/2022

El periódico digital de Almansa

La investigación sobre la Virgen de Belén enviada a Marruecos ha concluido y trae un final «agridulce»

Juan Carlos Rodríguez y Francisco Millán, tras más de dos años de pesquisas, han conseguido averiguar que la imagen de la patrona terminó hecha cenizas
virgen belén nador marruecos
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin

La imagen de la Virgen de Belén que viajó a Marruecos en el peor momento de su historia reciente fue quemada en una hoguera de San Juan en el año 1996, así lo han confirmado los investigadores Juan Carlos Rodríguez y Francisco Millán, quienes tras más de dos años de arduo trabajo han conseguido descifrar el ígneo destino de la imagen.


Esta imagen fue creada por un grupo de mujeres obreras de Almansa y fue enviada a Nador (Marruecos) tras el Desastre de Annual de 1921 y su correspondiente impacto en la sociedad española, con el objetivo de dar ánimos a todos los hombres que se habían desplazado al país vecino por la Guerra del Rif.

ecoVitab
Copiplux Almansa

Aquella imagen presidió la bendición de la iglesia a la que fue enviada, desde diciembre del 1921 fue colocada en la hornacina central del altar mayor de la Iglesia de Nador, de lo cual hay material gráfico. Sin embargo, hasta hoy no sabíamos que ocurrió con dicha imagen y en qué momento fue retirada del altar.

virgen de belen marruecos almansa
La Virgen de Belén en el altar de la Iglesia de Nador

Tras más de dos años de investigación, cientos de horas de trabajo de documentación y grandes esfuerzos por contactar con autoridades políticas y religiosas en Marruecos, se ha llegado a la conclusión de que la imagen de la patrona almanseña fue desmontada y «purificada» con el fuego de las hogueras de San Juan.

El final de una larga investigación

Francisco Millán comenta que las fuentes consultadas más importantes han sido el Obispado de Tánger, el Museo Militar y el Museo Histórico de Melilla, quienes fueron las instituciones que más se esforzaron por conocer el paradero de esta Virgen de Belén.

«Parte de la imagen (ropajes), al ser realizada por mujeres trabajadoras a principio de siglo, no tenía una gran calidad. La carcoma, un problema habitual en Marruecos, dejó podrida la estructura de la obra, por lo que fue retirada del altar en los años 50 para ser desmontada, solo se guardó de ella la cabeza, las manos y el niño», narra el investigador. Recordamos que la talla de madera fue comprada por esta agrupación de mujeres en Valencia.

Por varias décadas, la imagen de la patrona almanseña (o lo que quedaba de ella) se mantuvo almacenada en la propia iglesia de Nador. Tras este largo periodo, la imagen quedó en un estado «irrecuperable» según las fuentes consultadas por los investigadores locales. «El cura franciscano de la iglesia de Nador viajó durante un tiempo a Madrid para asistir a un seminario y su sustituto decidió que era buena idea hacer una limpieza a fondo del templo. Es aquí cuando deciden quemar todos los objetos inservibles en una hoguera de San Juan en el año 1996», explica Millán y añade: «Ese fue el final de la Virgen de Belén enviada a Marruecos».

virgen belen almansa marruecos
A la izquierda, Juan Carlos Rodríguez; a la derecha, Francisco Millán.

Un desenlace «agridulce»

Así define este final Juan Carlos Rodríguez, que después de tres años de investigación reconoce: «Aún guardábamos la esperanza de viajar a Nador y poder ver la imagen, pero aun así estamos satisfechos de haber dado luz a un hecho histórico para la ciudad de Almansa, considero que nuestro esfuerzo es un homenaje a todas las mujeres obreras que con sus propias manos hicieron esta imagen de la patrona».

Tanto Millán como Rodríguez coinciden en concluir que los militares tuvieron gran parte de responsabilidad en la búsqueda: «Cuando notaron que íbamos en serio, debido a toda la información que les facilitábamos, se preocuparon y cuando empezaron a trabajar los datos comenzaron a aparecer»

Millán resume el sentimiento de ambos historiadores: «Estamos aliviados, ya que, aunque sea un triste final, al menos es un desenlace. Por supuesto estamos muy agradecidos con todas las fuentes, desde los padres jesuitas hasta los museos».

En busca de otra Virgen de Belén

Tras cerrar este capítulo los dos investigadores quieren centrarse en seguir los pasos de otra imagen de la Virgen de Belén, la cual fue la que acompañó en sus liturgias y fiestas a la comunidad almanseña de Madrid. «Mientras investigábamos sobre la imagen que viajó a Marruecos, una persona me facilitó una foto de la Virgen de Belén creyendo que era una instantánea de la obra que buscábamos. Mi sorpresa fue tremenda al comprobar que no era ni la que viajó a Nador, ni ninguna otra de la que tuviéramos constancia. Esa foto era de la imagen de la Virgen de Belén de Madrid. Pero esto es otra historia», afirma, con una sonrisa de ilusión, Juan Carlos Rodríguez.

Concluida esta investigación, el proyecto que más motiva a Juan Carlos y Francisco es poder celebrar las Fiestas de Mayo 2022 (ya que ambos tienen una estrecha relación con los festejos populares). «Ahora podemos centrarnos en celebrar nuestras fiestas, que al fin y al cabo es lo nuestro, nuestra verdadera ilusión».

Para conocer la historia íntegra de la imagen de la patrona almanseña que presidió la iglesia de Nador y comprender en su totalidad la investigación realizada por Juan Carlos Rodríguez y Francisco Millán, puedes hacer clic en el siguiente enlace: La Virgen de Belén que viajó a Marruecos en el momento más crítico de su historia contemporánea

Quizás te interese: 


Quizás te interese:

Archivado en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.