ANÚNCIATE CON NOSOTROS

25/02/2024
la tinta de almansa noticias

El periódico digital de Almansa

La Virgen de Belén que viajó a Marruecos en el momento más crítico de su historia contemporánea

Las obreras almanseñas encargaron esta imagen para enviarla a la Iglesia de Nador y proteger a los más de 250 soldados almanseños que lucharon en la guerra del Rif
Virgen de Belén en Marruecos

Juan Carlos Rodríguez Serrano y Francisco Millán Yáñez han llevado a cabo una ardua investigación para descifrar la historia de la imagen de la Virgen de Belén que viajó hasta Nador (Marruecos) tras el Desastre de Annual. De la misma forma, Rodríguez y Millán continuan hilando pistas para descubrir, de una vez por todas, el paradero de esta imagen.

El texto que podrás leer a continuación lleva la firma de ambos investigadores, quienes desde hace dos años llevan recopilando todos los datos, publicaciones y testimonios relacionados con este hecho histórico, que ahora, un siglo después, sale a la luz de la opinión pública almanseña. Una rigurosa y fructuosa investigación en la que ya se ven implicadas instituciones de carácter internacional.

ecoVitab

Virgen de Belén en Nador, por Juan Carlos Rodríguez

En el verano del año 1921, las preocupaciones de los almanseños discurrían alrededor del estado de la cosecha y el futuro de la fábrica de calzados más importante de la ciudad, Hijos de Francisco Coloma, tras el fallecimiento de Don Aniceto Coloma, gerente de la misma. La Gran Guerra que había asolado a Europa quedaba atrás y muy lejos, y la conocida como Gripe Española había dado sus últimos golpes mortales en 1920. La vida en una ciudad de más de 12.500 habitantes discurría con normalidad, quizá alterada por la llegada de un nuevo sacerdote a la parroquia de la Asunción, Don Eloy Villena.

Pero para algunos la preocupación era otra. Muy lejos de aquí, en el norte de África, España estaba inmensa en la colonización del llamado protectorado español, una tierra indómita que se le había asignado en el tratado de Fez, donde algunos poderosos poseían minas de hierro y gran valor estratégico en el estrecho. A finales de julio, una serie de desgraciados acontecimientos en aquellas tierras había desembocado en el llamado desastre de Annual, en el que más de 12.000 soldados españoles habían muerto, la mayoría soldados de reemplazo pertenecientes a las familias más humildes. La conmoción por tales hechos sacudió a la sociedad española. En Almansa se formó una comisión formada por miembros de las sociedades y partidos obreros que se ocuparía de organizar una manifestación de protesta el 4 de septiembre de ese mismo año.

Nada menos que 180 almanseños de las quintas de los años 1918 a 1920 se encontraban allí. Sus madres y novias, operarias la mayoría de la fábrica de calzados de Hijos de Francisco Coloma, formaron una comisión de obreras que, junto al párroco de la Iglesia de la Asunción, Don Eloy Villena, acordaron pedir por el pueblo para comprar una imagen de la Virgen de Belén y enviarla a aquellas tierras.

Una virgen almanseña en Nador

En Nador (situada en el Rif, Marruecos), a menos de 20 kilómetros de Melilla, estaba todo preparado para la bendición de la nueva iglesia que los Franciscanos habían construido en aquel poblado, bajo la titularidad de Santiago el Mayor. El Obispo de Fessea, Padre Cervera y Vicario Apostólico de Marruecos, se encontraba ya el día 21 de julio en Melilla, a la espera de desplazarse el día 31 a Nador, donde ya tenía cama. Pero el desastre bélico ocurrido en aquellas tierras, llevaron a la destrucción de dicha iglesia y a la ocupación del poblado por las cabilas rifeñas al mando del caudillo moro Abd-El-Krim.

Iglesia de Santiago el Mayor de Nador
Iglesia de Santiago el Mayor de Nador después de la ocupación

El 27 de Julio es nombrado Comandante General de Melilla, Don José de Cavalcanti, Marqués de Cavalcanti. Su señora, Doña Blanca Quiroga, hija de Doña Emilia Pardo Bazán, gloria de las letras españolas, es la persona a la que la Reina Victoria confía la reconstrucción de la iglesia de Santiago el Mayor, una vez reconquistada por las tropas españolas.

La comisión de obreras almanseñas decide enviar la imagen que han adquirido en Valencia al escultor e imaginero Enrique Bellido (mismo escultor que realizará años más tarde el altar de la coronación de la Virgen de Belén) a dicha iglesia. Ellas han bordado el manto y vestido la imagen. La prensa nacional se hace eco de esta iniciativa de las almanseñas, y lo recoge en varios artículos y listados de donantes en octubre de 1921, como «las obreras del calzado de Almansa por suscripción, una imagen de nuestra señora de Belén» (La Época).

Dicha imagen es bendecida en la Iglesia de la Asunción y tras este acto religioso llevada en procesión por ellas mismas en andas, hasta la estación de ferrocarriles, donde será embalada y enviada a Melilla. La imagen será expuesta junto al resto de donaciones que desde toda España llegan a Melilla, en la Comandancia General de Melilla hasta finales de noviembre, en que será trasladada a la Iglesia de Nador, para su inauguración prevista para el día 8 de Diciembre.

Varios fueron los motivos que obligaron al aplazamiento de la bendición de la iglesia de Nador; las incursiones de los rifeños y el temporal que sufrió la zona en aquellos días. Al fin, el día 21 de Diciembre de 1921 la Iglesia de Santiago el Mayor de Nador fue bendecida por el Obispo de Fessea y fue colocada en sitio preferente del Altar Mayor la imagen de la Virgen de Belén que las almanseñas habían enviado meses atrás.

La Virgen de Belén en el altar de Nador, Marruecos
La Virgen de Belén en el altar de la Iglesia de Nador

En enero de 1922 el cura Don Eloy Villena recibe una carta de agradecimiento del Obispo de Fessea por la iniciativa de las obreras almanseñas: «Con la bendición de la iglesia he tenido el gusto de ver y admirar la imagen bellísima de Nuestra Señora de Belén que la generosa piedad…». La imagen gusta tanto a los pobladores de aquel lugar que «no he vacilado en ordenar que se coloque en sitio preferente del retablo». Junto a la carta, se envía una foto del retablo con la imagen de la Virgen de Belén. Dicha foto es posiblemente la misma que se publicó en varias revistas religiosas y semanales de la época.

El sobrante de la cantidad recaudada con los donativos es también enviada para «que por las autoridades superiores se permita que todos los referidos soldados se reúnan un día en Nador, se le haga una solemne función religiosa a nuestra patrona y se les dé una comida extraordinaria». Dicha carta fue publicada en la prensa provincial El Diario de Albacete.

En el periódico local La Voz de Almansa, en septiembre de 1924, el cura Don Eloy Villena se hacía eco de la milagrosa imagen de la Virgen Belén, que había protegido a los más de 250 soldados almanseños que habían luchado en la guerra del Rif y que al encomendarse a ella ninguno había muerto. Posiblemente por desconocimiento de los hechos publicó erróneamente estas palabras, ya que al menos cuatro almanseños fallecieron en aquellas tierras: F. Cuenca, S. Escribano, F. García y P. Gómez.

Y de otro hecho también se hacía eco la prensa nacional relacionada con un almanseño. En abril de 1922, Antonio Baeza Gómez del Regimiento África, había caído prisionero en los acontecimientos de julio del 21. Fue liberado por la Policía Indígena declarando que durante este tiempo los moros lo habían dedicado al pastoreo y la siembra en la zona de Guerruau.

En resumen, una imagen de la patrona de los almanseños, fue enviada hace un siglo al norte de Marruecos, en plena guerra del Rif. Aquella imagen presidió la bendición de la iglesia a la que fue enviada, fue colocada en la hornacina central del altar mayor de la iglesia de Nador, de lo cual hay material gráfico, pero sin embargo, no sabemos que ocurrió con dicha imagen y en qué momento fue retirada del altar. Esta investigación sigue abierta y esperamos que siga dando frutos.

Virgen de Belén en Marruecos
La imagen de la Virgen de Belén que viajó a Marruecos, el día de su bendición en la Iglesia de la Asunción, junto a «las obreras» y el padre Eloy Villena

Actualización de La Tinta de Almansa

Tras más de dos años de ardua investigación, Juan Carlos Rodríguez y Francisco Millán, a día 18 de enero de 2021, han conseguido averiguar el destino que sufrió la imagen de la patrona. Para conocer el desenlace de esta historia, haz clic en este enlace: La investigación sobre la Virgen de Belén enviada a Marruecos ha concluido y trae un final «agridulce». 

La investigación sobre la Virgen de Belén enviada a Marruecos ha concluido y trae un final «agridulce»

Quizás te interese:

Archivado en:

Un comentario

  1. Enhorabuena por vuestra investigación que, seguramente, habrá sido muy difícil.
    Yo he leído esto con el interés especial de que, en parte, lo promovió el cura Eloy Villena, el mismo que años más tarde promovería la Coronación de la Virgen.
    El motivo de mi comentario es que estoy interesado en conocer ese “listado de donantes” que aparece en el artículo. No entiendo bien dónde debo buscarlo. Por si acaso, me he leído todos los números de “La Época” de octubre de 1921 y las tres referencias a Almansa que he encontrado no se refieren a este asunto.
    Si es posible que me respondáis a mi pregunta, muchas gracias, y si no, enhorabuena por vuestro trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *