10/12/2022

El periódico digital de Almansa

Jóvenes historiadores de Almansa ponen en valor el patrimonio artístico local: «Es demasiado rico como para descuidarse»

Alejandro Sánchez e Iván Díaz resaltan lo especial de las construcciones históricas en la comarca. Algunos de los yacimientos más importantes se encuentran en riesgo por su mala conservación.
Alejandro Sánchez Iván Díaz Almansa

Almansa cuenta con uno de los castillos más imponentes de época medieval en Castilla-La Mancha, pero, aunque capte la mayoría de los focos, no es la única edificación de importancia histórica vinculada a la ciudad. El historiador Alejandro Sánchez, docente de profesión e instructor de un curso sobre fortalezas en la Universidad Popular de Albacete, reivindica el papel de la sociedad en la conservación del patrimonio. El interés de la gente, dice, favorece el cuidado de su entorno.

El Yacimiento del Cerro de los Cuchillos o Torregrande son espacios en riesgo por su mal estado y que no reciben suficientes recursos desde las instituciones para su rehabilitación. Desde la rama de Historia del Arte, Iván Díaz trata de acercar la cultura arquitectónica local a los jóvenes a través de redes sociales. Así, aporta visibilidad para que estas perlas históricas no caigan en el olvido.

ecoVitab
Alejandro, ¿por qué centras tu curso de la Universidad Popular en el patrimonio de Albacete? ¿De dónde proviene tu interés por la historia medieval?

A: Creo que desarrollé ese interés mientras estaba en la Universidad. Suponía una etapa de la historia de 1.000 años en la que siempre ha habido controversia y pocas fuentes, de hecho, se conoce como la época oscura, y para mí eso es un error total. En esa época, en Europa tenemos un imperio tremendo como el musulmán, que consiguió gran desarrollo técnico, científico y filosófico. Y sobre poner en valor el patrimonio cercano, porque es algo necesario. No se puede vivir valorando Notre Dame mientras no valoras el castillo de tu pueblo. El conocimiento permite desarrollar unos valores muy bonitos sobre la vida y sobre el pasado, y para la mayoría de personas que no pueden permitirse estar viajando todos los días, poner en valor las cosas de su tierra permite que se acerquen a la historia.

¿Cursos como el que tú realizas son una buena puerta de entrada al interés histórico para la población?

A: Cuando los historiadores hacemos el esfuerzo de transmitir en la mayor cantidad de espacios posibles, eso nos acerca mucho a la ciudadanía. Mi curso creo que ha enseñado a la gente cosas que no conocía, a gente muy diversa, con o sin formación, profesores, amantes de la fotografía, y todos han sacado algo. Si se transmite de una forma dinámica y participativa, cala a la gente.

Alejandro Sánchez Almansa
Alejandro Sánchez: «Fíjate, ni yo como historiador soy consciente de todo el valor que tenemos en la provincia».
Por otra parte, Iván, tú te vales de las redes sociales como canal para enseñar arte y cultura, una aproximación bien diferente. ¿Adaptas el contenido de alguna forma concreta a tu público?

I: Creé Crearte Miradas enfocado principalmente a la plataforma Instagram y a gente del rango de los 20 a los 30 años, que yo creo que es el que más tiene que meterse ahora en el cuidado del patrimonio. Las personas de mediana o mayor edad suelen ser un poco más conscientes. Además, también lo elegí así porque sé moverme mejor en ese sector y conozco los intereses y la forma de relacionarse de los jóvenes, cómo interactuar con ellos e involucrarlos en el debate.

¿En qué consiste el contenido de Crearte Miradas?

I: Yo publico e informo a través de imágenes que intento fotografiar personalmente -si no, siempre atribuye autoría o cita fuentes-, acompañadas por información de estudios y publicaciones históricas. El contenido lo complemento con preguntas sobre otros aspectos que no tiene la publicación y que ayudan a la gente a identificar detalles. Un ejemplo, para reconocer los elementos de los que se habla en distintas construcciones, y que cualquiera sea capaz de identificar una columna salomónica si la ve en otra ciudad y extrapole ese conocimiento a su día a día. O bien, planteando preguntas para comentar noticias de actualidad.

¿Por ejemplo?

Pues hace poco se supo de una nueva inversión que se va a hacer en el castillo para construir un ascensor y un Centro de Interpretación Arqueológico, mientras que dos construcciones en Almansa están en la lista roja de Hispania Nostra -asociación vinculada a la conservación del patrimonio- por riesgo de desaparición. Estos son Torre Grande y el yacimiento del Cerro de los Cuchillos. Yo criticaba que se fuese a hacer este centro sobre poblados históricos mientras hay un yacimiento viniéndose abajo porque se lo está comiendo la vegetación, y así lo planteaba a los seguidores.

Iván Díaz Almansa
Iván Díaz: «El Palacio de los Condes de Cirat, el Ayuntamiento actual, que es un edificio único en la península». 
¿Creéis que la gente de Almansa es consciente de las manifestaciones artísticas e históricas que hay en la zona y de su estado de conservación?

A: Fíjate, ni yo como historiador soy consciente de todo el valor que tenemos en la provincia, y he tenido que aprender muchísimo para desarrollar el curso. He descubierto este año que la provincia tiene al menos 99 torres y castillos de época medieval, la mayoría se están cayendo a cachos y de muchos quedan simplemente los cimientos. Pero han estado ahí, han sido muy importantes durante siglos y han formado parte de la historia. No somos conscientes del valor de lo que tenemos cerca.

¿Ha habido falta de interés por parte de la política o la sociedad en conservar estos espacios? ¿La oferta turística tiene algo que ver para que alguno de estos sitios se olviden?

A: En lo individual, creo que las propias personas debemos mostrar interés. Además, es vital que haya comunicación por parte de instituciones, de historiadores e incluso desde la política para que se ponga el foco en desarrollar el patrimonio cercano. Tampoco creo que se tenga que poner en valor absolutamente todo, pues muchas construcciones son inaccesibles para la mayoría de la población, pero sí se debe hacer un esfuerzo para que, las que son alcanzables, se mantengan en mejor estado o puedan convertirse en foco de atracción de personas.

I: Está muy bien buscar atraer el turismo, pero para eso hay que crear un entramado de lugares, y no tratar de conseguirlo mediante una oferta que gira tanto sobre el castillo, en mi opinión. Castillo, batalla, fiestas y el pantano son lo que recibe el cuidado y la financiación. Y el castillo es precioso, tiene una arquitectura muy singular para el siglo XV, de lo más top en el gótico. Pero más allá, hay otros sitios de enorme importancia, como el Palacio de los Condes de Cirat, el Ayuntamiento actual, que es un edificio único en la península. Hay construcciones mejores en cuanto a escultura o arte, pero ninguno es una representación simbólica tan buena del promotor, con su proclama y su divisa personal esculpidas, algo excepcional. Y a esto me parece que no se le da la importancia que merece.

A: Estoy de acuerdo, aunque creo que el castillo claro que tiene que acaparar focos, pero no de forma única. Fíjate, Almansa tiene una línea de búnkeres especial, de casi 19 construcciones que en realidad nunca llegó a entrar en combate. No puedes encontrar muchos paralelos así de la Guerra Civil, tan bien mantenidos. Ponerlo en valor no sería atractivo, sería lo siguiente. Y luego, el Cerro de los Cuchillos y Torre Grande, que son otras dos maravillas, se caen a pedazos. Al final es una cuestión de voluntad, ya no solo política sino también ciudadana. Y ahí los historiadores tenemos nuestro papel, y tenemos que enseñarle a la gente que debe reivindicar el patrimonio.

I: Sí, además de iglesias, palacios y demás construcciones dentro de la ciudad, en los alrededores de Almansa hay cosas que merecen sí o sí una visita, como estos búnkeres y la línea de trincheras, las pinturas rupestres del Cabezo del Moro y la cueva de Olula, o incluso el yacimiento de Meca, aunque no entre ya dentro del término de Almansa. Y para resaltar todo el patrimonio, no estaría de más la existencia de un museo histórico local, que a día de hoy no se tiene.

Alejandro Sánchez Almansa
Alejandro Sánchez: «El conocimiento desarrolla relaciones sanas entre las personas, amplía los temas de conversación y fomenta el respeto entre la gente». 
¿La promoción del turismo prima por encima de la conservación histórica?

A: Actualmente sí, por desgracia se le da a todo mucha importancia económica. Pero es que, en cuanto a nivel cultural, deberíamos perder dinero, convertir la inversión en una prioridad, y ya ganaremos ‘pasta’ con otras cosas. Al invertir en cultura, ganas formación en la gente y a la larga ganas capital humano. Existen ejemplos en otros pueblos, como Lezuza, donde el yacimiento de Libisosa y su cuidado llevan ya años generando beneficio económico en la localidad. No hay que mirar el beneficio cortoplacista de la cultura, hay que mirar mucho más allá, y la repercusión posterior que puede tener.

I: Hay grupos sociales y asociaciones vecinales que piden a las administraciones el cuidado de estos espacios. En Almansa, creo que conseguir un mejor cuidado es posible si se amplía el horizonte hacia más atractivos turísticos y la población se involucra. No es algo utópico y hay ejemplos de multitud de sitios donde esto se ha hecho y ha tenido un resultado positivo. Y en ningún caso supondría dejar de lado el castillo, supondría complementar la oferta de Almansa. La cosa es darle el valor a todo en su justa medida. Y no verlo solo con una mirada de provecho económico, sino como herencia que recibimos del pasado y que hay que preservarla para las generaciones futuras.

Iván Díaz Almansa
Iván Díaz.
¿Es entonces importante que los habitantes de un lugar den valor a su patrimonio y se esfuercen en compartir su riqueza de cara a que los visitantes también puedan apreciarlo?

A: Yo creo que hay que poner en valor el patrimonio de Almansa, pero también el patrimonio de al lado de Almansa, y el de más allá. Todo enriquece, y si vas a una ciudad, te explican la fachada de varios edificios y luego te quedas con esas personas intercambiando ideas, ya se está poniendo en valor. No es solo la importancia del patrimonio, sino de compartirlo con los demás. Cultura e historia son dos elementos de socialización más. El conocimiento desarrolla relaciones sanas entre las personas, amplía los temas de conversación y fomenta el respeto entre la gente.

Quizás te interese:


Telepizza Almansa
Telepizza Almansa

Quizás te interese:

Archivado en:

Un comentario

  1. Es sumamente interesante ver, qué otras visiones de gente joven, sean tan incisivas críticamente, con el abandono sistemático del entorno cultural/histórico, qué dejamos abandonado en nuestro entorno natural.
    Quisiera puntualizar, dos elementos de suma importancia, que no se mencionan:
    Las pinturas rupestres, Bien de Interés Cultural. Ahora abandonadas.
    Los Algibes y sus fincas emblemáticas, muchas de ellas en ruinas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *