26/07/2021

Periódico digital de Almansa

El PSOE reprocha que Almansa permita vertidos de lodo procedentes de depuradoras valencianas

«El Alcalde está demostrando una nula sensibilidad medioambiental», según los socialistas
Depuradora de Almansa

El Ayuntamiento prohibió los vertidos de lodos y purines durante los meses de verano de 2017 mediante la aprobación de una Ordenanza municipal de Medio Ambiente. Estos residuos, que provienen de las depuradoras, son normalmente beneficiosos para el abono de cultivos. El problema surge en los meses estivales debido al mal olor, la proliferación de insectos y el malestar que ocasionan entre los vecinos que viven cerca de las zonas donde se producen estos vertidos.

Neumáticos Millán Almansa

Manuel Serrano y Clara López, del grupo municipal socialista, criticaron esta mañana en rueda de prensa que el Ayuntamiento apruebe, casi sin excepción, todas las solicitudes para verter lodos y purines durante el verano en Almansa, tras modificar la ordenanza para permitir los vertidos en casos determinados: «El Alcalde está demostrando una nula sensibilidad medioambiental». Denuncian que, mientras que se fijó que solo se aceptarían en ocasiones puntuales, la aprobación de los vertidos de estos residuos en nuestro término municipal se ha convertido en la norma.

Pollos Joaquín
 
ecoVitab
MAPA RESIDUOS
Este es el mapa de zonas autorizadas de vertido de lodos en verano.

Altas cifras de vertidos en nuestra ciudad

Hasta ahora hay dos peticiones aceptadas de dos empresas (Valencia SA y Depuración de aguas del Mediterráneo SL). Entre las dos, gestionan 22 depuradoras de la Comunidad Valenciana.  Los socialistas explican que Almansa es uno de los únicos puntos de la zona donde se permite el vertido de lodos y purines en época estival, por lo que las compañías de esta comunidad acuden a nuestro municipio para realizar esta práctica.

Copiplus Almansa

Los vertidos solo pueden hacerse a dos kilómetros de distancia del núcleo urbano. En este sentido, el PSOE denuncia que se precise de un mínimo de tres casas para que un área sea considerada como parte de ese «núcleo», pues las segundas residencias y las casas aisladas quedan desamparadas y reciben los perjuicios de estas prácticas.

Además, señalan que el Ayuntamiento no tiene medios para comprobar si los procesos de vertido cumplen con las pautas de control y seguridad necesarias. Serrano explicaba que se necesita un tratamiento posterior del suelo, que existe una determinada dosis máxima de vertidos y que los residuos no pueden estar más de tres días en tierra de cultivo: «Hay todo un protocolo de aplicación que el Ayuntamiento no puede controlar porque no dispone de medios, y les da igual».

Quizás te interese:

Archivado en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *