18/05/2022

El periódico digital de Almansa

El PSOE afirma que la bajada del agua para comercios «beneficiará a muy pocos negocios»

La agrupación alega que el Ayuntamiento prepara una nueva subida de tasas para el próximo pleno que afectará al agua y a la Zona Azul
PSOE Almansa
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin

«El PP ha diseñado una estrategia de subida de tasas por fascículos o a cámara lenta para que, desgranándolas poco a poco, nos duelan un poco menos». De este modo se refirieron Pablo Sánchez y Salud López, concejales del PSOE de Almansa, a las líneas económicas que el Gobierno local plantea aprobar en el próximo pleno del Ayuntamiento, que se celebrará este viernes. En palabras de los socialistas «aunque lo habitual es aprobar en octubre las tasas y precios públicos que regirán para todo el año, en el pleno ordinario el PP va a aprobar incrementos en tasas de aplicación inmediata también para este año 2022: una nueva subida del agua y también la subida de los precios de la Zona Azul».


Los concejales alegan que ya en el pasado mes de octubre, se debatieron los precios públicos y las tasas para los servicios municipales en 2022 y se aprobaron subidas en el área de deportes, los cursos, utilización de instalaciones y alquiler de pistas, así como subidas en las matrículas y mensualidades de las escuelas infantiles municipales. A estos incrementos, el PSOE suma ahora «la subida del agua, que Aqualia tenía que haber presentado en octubre, y que llega ahora además acompañada de un nuevo tramo de tarifa, la intermedia para comercios, de la que hablaremos también en esta rueda de prensa».

ecoVitab
Copiplux Almansa

El PSOE explica que «la subida del agua no va a ser causada por ningún impuesto regional, sino por el contrato del agua firmado por el Ayuntamiento con Aqualia y que hace que la factura del agua suba automáticamente con el IPC, aunque la materia prima, el agua de nuestros pozos, cueste siempre lo mismo a la concesionaria, es decir nada». Esto significa «no va a ser causada por ninguna nueva tasa del presidente Page, sino que va a ser aprobada por el Ayuntamiento en sus ordenanzas fiscales». No obstante, matizan que «la subida de este año va a ser moderada, en comparación con la del año que viene, ya anunciada, y que podría llegar al 6%». La Zona Azul tendrá un aumento más significativo, de casi el 3%, una nueva subida que «hará más costoso para los ciudadanos estacionar sus vehículos en el centro de Almansa», consideraron.

El Ayuntamiento prevé aprobar también los presupuestos municipales para 2022 en el próximo Pleno. En el borrador que han presentado a los grupos municipales, y según el PSOE, se espera una recaudación global de tasas a lo largo del año con «una subida cercana al 4%, casi 200.000 euros más, que se van a recaudar este año en tasas a los ciudadanos». Y esto, matizan, sin tener en cuenta las del agua o la zona azul que se aprobarán en la sesión plenaria. Alega el PSOE que «tenemos a un PP que va predicando por Castilla-La Mancha que los ciudadanos paguen menos impuestos y tasas, pero que allí donde gobiernan, como en Almansa, la cuna de su presidente, las tasas siguen creciendo y creciendo, porque aquí no hay límite, este año hasta el 4%».

«La nueva tasa no va a llegar ni a una quinta parte de los comercios almanseños»

Como comentaban, también van a pasar para su aprobación en el Pleno las Ordenanzas Fiscales del Agua, alcantarillado y depuración, que incluyen la creación de la denominada tarifa comercial o tasa intermedia del agua, porque es más cara que la doméstica y menos cara que la industrial. «No vamos a hacer historia de dónde nace la nueva tarifa comercial, ya en las anteriores elecciones nos comprometimos a asignar a los comerciantes, que están pagando el agua más cara de la provincia, en el tramo de la tarifa doméstica, que es lo que hemos defendido siempre», recordaron.

Al final, el compromiso del PP ha sido el de crear una nueva tarifa. Para los socialistas esta decisión es «completamente insatisfactoria» porque se han fijado una serie de condiciones que «van a dejar fuera a la mayoría de los establecimientos comerciales de la ciudad». Según cálculos de los concejales del Gobierno que presentaron la medida hace unos días, la nueva tarifa «puede llegar a unos 100 establecimientos en Almansa, y eso no es ni una quinta parte de los que hay solo en el centro de la población».

Ante esto declaran que «han creado una nueva tarifa intermedia, pero han incumplido sus compromisos, porque ni se ha negociado en la mesa (o comisión mixta) del agua, ni en ningún otro foro donde los partidos políticos pudiéramos discutir su alcance. No se nos ha llamado y el resultado es una tasa tan limitada y que afecta a tan pocos comercios que, por insolidaria, no podemos estar de acuerdo con ella».

Ya en el pleno donde se aprobó la creación de esta tasa, el alcalde «se empeñó en recalcar que su alcance sería limitado», manifiestan. Además, achacan que «han tardado tres años de legislatura para hacer una propuesta que es meramente cosmética» y  «no porque está tarifa no suponga un ahorro para los establecimientos que puedan adherirse a ella (aunque naturalmente ahorrarían más con la tarifa doméstica que el PSOE proponía), sino porque el número de negocios que puedan beneficiar de la nueva tarifa va a ser muy limitado».

Por un lado, la primera limitación está en la cantidad de agua máxima que puede consumir un establecimiento para poder beneficiarse de esta tarifa, 5 metros cúbicos por trimestre «es decir, poco más de 50 litros de agua diarios, cuatro cubos». Y dicen que «para hacernos una idea, hay que decir que el primer tramo de la tarifa doméstica llega hasta los 20m3 trimestrales, es decir cuatro veces más consumo que lo que se propone para la tarifa comercial». ¿Qué va a pasar, según el PSOE? «Que muchos comercios que teóricamente podrían beneficiarse de la bajada de tarifa no van a hacerlo por exceder este ridículo consumo mínimo. Y vamos a poner un ejemplo. Hemos pedido el recibo a una peluquera autónoma que trabaja su propio salón. Su recibo de agua refleja un consumo de 8m3 por trimestre, que es mucho menos de lo que consumimos en nuestras casas. Pues esta peluquera no va a poder acceder a la nueva tarifa por exceso de consumo.
Entendemos que todas las peluquerías de señoras y muchas de las de caballeros van a quedar fuera por sobrepasar el consumo». El PSOE considera que «este límite es completamente irracional y en las alegaciones que presentaremos a la ordenanza durante su exposición vamos a proponer que se equipare con el primer tramo del resto de tarifas, es decir 20m3».

La segunda limitación tiene que ver las actividades económicas de los comercios que pueden beneficiarse de esta tarifa intermedia. Esta actividad económica viene determinada por un código llamado CNAE y para el PSOE «hay muchísimas actividades económicas que han quedado fuera y, como decimos, no va a llegar según las estimaciones del propio ayuntamiento ni a una quinta parte de los establecimientos comerciales». Y añaden que «para que tengáis un ejemplo de actividades que se quedan fuera y que no están recogidas en la ordenanza de la tarifa intermedia, quedan fueras todas las academias, centros de formación y autoescuelas. Quedan fuera también la mayoría de las actividades comerciales relacionadas con la salud, como fisioterapeutas, ópticas, psicólogos, centros médicos, centros de conductores, dentistas y clínicas veterinarias. También hemos echado de menos a las agencias de viaje y las salas de exhibición cinematográfica. Como veis, son muchos sectores que arbitrariamente se han quedado fuera. Como decimos habrá alegaciones a la ordenanza y pediremos que todos estos puedan también beneficiarse».


Quizás te interese:

Archivado en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.