ANÚNCIATE CON NOSOTROS

13/06/2024
la tinta de almansa noticias

El periódico digital de Almansa

La «poesía del 27» en Almansa: cómo poetas como Lorca influenciaron a los autores almanseños

Las obras de la «Generación del 27» promovieron que la creación lírica se desarrollara en las décadas de los años 20 y 30, a partir de cerca de diez escritores, varios de ellos maestros, con obras de gran calidad
Poetas Almansa Generación 27 Herminio Almendros y Martín López

La poesía de Federico García Lorca y de otros de sus coetáneos influyó en la aparición de poetas de nivel en la Almansa del primer tercio del siglo XX. Un grupo de casi 10 almanseños siguió los pasos creativos de la lírica impulsada por artistas de la «Generación del 27» como Rafael Alberti, Luis Cernuda, el propio Lorca, Gerardo Diego o Pedro Salinas. Justo 100 años después de que estos dos últimos comenzaran con su obra, merece la pena recordar a las personas que siguieron un camino creativo similar, aunque desde las cercanías de Albacete. Son ellos, -y ella-, los que demuestran que la buena poesía no tiene por qué gestarse únicamente en las grandes ciudades. Imagen: Martín López, primero a la izquierda y Herminio Almendros, primero a la derecha | Recogida en el libro ‘El espejo de la Puerta del Sol: Poetas almanseños de la Generación del 27’.

Poesia desde Almansa influenciada por Lorca y la «Generación del 27»

A pesar de que se considera a las grandes ciudades como espacios de los que surge gran volumen de creaciones artísticas, las artes no están confinadas a sus límites. Tampoco están definidas exclusivamente por su tamaño, si bien es cierto que, entre más número de gente, mayor es la interacción de las personas y más probable es que se generen contextos favorables para la actividad de los artistas y el intercambio de experiencias. Pero esto no convierte la vida fuera de las grandes ciudades en algo extraño al arte, según expresó un artista de la magnitud Antonio Machado en uno de sus libros, Juan de Mairena.

ecoVitab

Lo que Machado definía como «vida de provincias» no era más que una copia de la propia vida de Madrid, aunque descolorida, en palabras del autor (la filóloga Avelina García ya se hacía eco de esta analogía en «El espejo de la Puerta del Sol: Poetas almanseños de la Generación del 27»). Esto lleva a que aún con matices diferenciadores también tuvieron que existir representaciones poéticas de la época de Machado en Almansa.

Y así fue, aparecieron poetas y escritores almanseños que coexistieron con la época más tardía de la creación de Machado. Quizá no tan reconocidos como debieran con el paso del tiempo, pero de la ciudad surgieron autores que crearon muy buena poesía. Obras que, además, estuvieron marcadas por la influencia de los reconocidísimos poetas de la Generación del 27, de quienes fueron contemporáneos.

Los «poetas del 27» almanseños: quienes fueron

Los y la artista a resaltar seguidores de los autores del 27 son Martín López Arráez, Hortensia Martínez López y su marido Luis Albertos González, Melchor García Lopera, Fernando Más Iturrería, José Conde Gallego, Matías Ferrer, Ubaldo Fuentes y Herminio Almendros. Igual que los poetas de los que beben sus obras, existen diferencias entre ellos pero también aspectos comunes que permiten aglutinarles en una misma «generación». La mayoría nació en la última década del siglo XIX, y su lírica maduró entre los años 1925 y 1935, viéndose después frenada bien en seco o al menos parcialmente por la Guerra Civil.

Imagen: Ubaldo Fuentes, Luis Albertos González y Melchor García López, de izquierda a derecha | Recogidas en el libro ‘El espejo de la Puerta del Sol: Poetas almanseños de la Generación del 27’.

Su obra floreció a partir de dos vías principales en la década de los años 20 y 30 en Almansa: mediante certámenes literarios conocidos como «juegos florarles» que les permitían ganar notoriedad, o a través de sus colaboraciones con la prensa literaria de la época, usada como vehículo para transportar la lírica. La participación o no en periódicos y revistas también permite dividir este grupo en aquellos involucrados en tertulias, debates y textos de prensa, y en quienes como maestros y poetas se dedicaron a ejercer sus profesiones sin mayor interés divulgativo.

Poesía de Almansa en prensa y certámenes líricos

De entre los periódicos y revistas publicados en el primer tercio del siglo XX y que superaron la veintena, destacaba en la cuestión poética y literaria «Corazón», publicación intermitente con vigencia entre 1917 y 1965. Coordinada por dos maestros y poetas como José Conde García (padre de José Conde Gallego) y Melchor García, imprimieron la vocación pedagógica que tenían en su publicación, aprovechando los textos de los poetas locales y compartiéndolos con la ciudadanía. Además de ella, también cabe destacar «El Eco de Almansa», o «Meca», en los que participarían varios de los poetas resaltados.

La otra forma de participar poéticamente en Almansa era el floralismo, juegos florales o certámenes de poesía, que fueron tradición en desde inicios del siglo XX. Existen registros de su existencia ya en 1913, año en el que participó como juez el propio Antonio Machado, cerrando el círculo lírico. No solo se hacía poesía en Almansa, sino que el propio Machado lo comprobaría de primera mano. No sería el único nombre de relevancia dentro del tribunal del evento, pues Enrique Diez-Canedo, vinculado a revistas como Hermes o La Revista de Occidente y a su vez gran impulsor del modernismo literario en España también colaboró con la cita.

Hortensia Martínez poeta alumnos colegio Santa LucíaImagen: Hortensia Martínez con sus alumnos del colegio Santa Lucía | Recogida en el libro ‘El espejo de la Puerta del Sol: Poetas almanseños de la Generación del 27’.

Profesores, poetas e ilustres almanseños

Entre los creadores de poesía nacidos en Almansa abundaban los profesores. Martín López lo era, Hortensia Martínez también, así como Melchor García Lopera o Herminio Almendros. Otros tuvieron oficios variopintos como Fernando Mas Iturrería, que desempeñó labores como policía secreto en Cuba, interprete en una línea marítima de Estados Unidos, o vendedor de sombreros en Italia, antes de volver a su Almansa natal. Por su parte, Ubaldo Fuentes fue ingeniero electricista, director de una gran empresa en Valencia y creó una biblioteca brillante sobre obras poéticas y de ciencias físicas. Tuvieron sus similitudes y también sus diferencias, igual que los autores del «27» y sus poemas también ejemplifican estos aspectos. Con influencias de Rubén Darío y Machado primero, y de Juan Ramón Jiménez o Lorca después, reflejaron las inquietudes y sentimientos de las personas de su tiempo y de su entorno, el de la población de Almansa.

Parte de la obra de estos poetas puede encontrarse en la publicación «El espejo de la Puerta del Sol: Poetas almanseños de la Generación del 27», una pormenorizada investigación escrita y realizada por Avelina García Colmenero como colaboración en las Jornadas de estudios locales nº 3 «Prensa y literatura almanseñas» de la Asociación Torre Grande. Un trabajo minucioso y complejo pues, como resalta su propia autora alguno de los poetas no publicaron nada en vida, siendo sus familiares y amigos cercanos quienes dieron a conocer muchas décadas después sus poemarios.

ecoVitab

Quizás te interese:

Archivado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *