ANÚNCIATE CON NOSOTROS

15/06/2024
la tinta de almansa noticias

El periódico digital de Almansa

«El Obispo que siempre consideró Almansa como su segunda patria», por Alfonso Hernández Cutillas

Apuntes del fallecimiento del Obispo Don Victoriano López Gonzalo, ocurrido en la ciudad de Almansa el 21 de noviembre del 1805
obispo almansa

Biografía de Don Victoriano López Gonzalo, el obispo que consideró Almansa como su segunda patria. Contando con 40 años de edad, es nombrado por el rey Carlos III, para regir la diócesis de Tlxala-Puebla de los Ángeles (México). Roma lo confirma para dicha dignidad el 13 de septiembre de 1773. Allí permaneció hasta 1786. Cuatro años más tarde de su regreso de México, es nombrado obispo de la diócesis de Cartagena-Murcia (14-12-1789) haciendo su entrada en la capital murciana el 25 de marzo de 1790.

Durante su etapa en su nuevo destino, le tocó vivir una dura época de sequías (1790-1796), amenazas de peste (1803-1804) y la terrible ruptura del pantano de Lorca (1802 | La mayor tragedia hídrica de la historia de España. El agua se llevó por delante más de 1800 casas, arrancó más de 40.000 árboles, anegó 900 fanegas de tierra y provocó daños materiales valorados en más de 21 millones de reales de vellón) y la disputa y pleito de Lorca contra la Diócesis de Cartagena al pretender tener su propia diócesis. En todos estos acontecimientos, supo estar a la altura de las circunstancias. Su buen talante le hizo actuar en multitud de ocasiones como mediador en disputas territoriales entre familias nobles de Almansa y de Murcia, al estar considerado como persona neutral y de plena confianza.

ecoVitab

Durante sus años al frente de la Diócesis de Cartagena, los veranos los pasaba para descansar al Santuario de Belén. El clima caluroso en verano y húmedo en invierno de Murcia, le hizo buscar un lugar más benigno para los quebrantos de su salud. En sus largas estancias en el Santuario de Belén, gustaba de reunirse con personalidades del clero, de la política y de la cultura local, solicitando su opinión en determinados asunte e influyendo en múltiples ocasiones por sus consejos y sabiduría, en el buen gobierno de los almanseños.

En vida hizo entrega al Ayuntamiento de Almansa de 120.000 reales para contribuir al desagüe de la Laguna de San Benito, además de otras mercedes para los vecinos más necesitados de ésta ciudad.

Fue tal su cariño por esta ciudad que en una de las visitas pastorales realizadas en el mes de noviembre de 1802, viéndose gravemente enfermo prefirió quedarse para morir y ser enterrado en esta ciudad.

Así queda recogido su fallecimiento y sepultura en el libro de Defunciones Nº 76, folio 100 vto y 101, de la iglesia de la Asunción. Documento que reproducimos y a continuación transcribimos literalmente.

obispo almansa documento muerte
Acta de defunción del Obispo Victoriano López Gonzalo. A. I. P. A. A. (Archivo Iglesia Parroquial de la Asunción de Almansa. Libro de Defunciones. 1802-1814. Libro 76. Folio 100 vto. Y 101

Don Pascual Marín Castaño, Beneficiado cura propio de la iglesia Parroquial de Sta. María de la Asunción de esta Ciudad de Almansa, vicario eclesiástico de ella y su partido=

Certifico: Que el Illmo. Sr. Don Victoriano López Gonzalo, Obispo que fue de la Puebla de los Ángeles, trasladado al obispado de Tortosa y últimamente a éste de Cartagena, hallándose gravemente enfermo, pero de todo su acuerdo y conocimiento, se preparó con la confesión sacramental y según previene el Pontifical in cinere, et cilio, recibió el sagrado Viático y la Extrema-Unción, con edificación de los circunstantes; Y falleció a las cuatro y cuarenta minutos de la mañana del día veinte y uno del mes de noviembre de mil ochocientos y cinco años. Se embalsamó su cadáver, y depositado en el túmulo que se erigió en el cuerpo de la Iglesia (Altar Mayor), se le hicieron las exequias según el Ritual Romano, y en la mañana del veinte y cinco del referido mes se colocó en la bóveda que se fabricó en la capilla de Santiago, al lado de la Epístola; se encerró en el arca con el cadáver, la mitra y una Biblia, y cerrada con llave, quedó ésta pendiente de un clavo en la cabeza de dicha arca..

Celebró la Misa y oficio de Sepultura el D.D. Manuel Vicente Martínez Giménez, Canónigo Magistral de la Sta. Iglesia de Cartagena, Obispo electo de Astorga,; asistieron de Diácono y Subdiácono, los curas de Montealegre y Carcelén D. Salvador Cañada y D. Sebastián de Cuenca. Concurrieron a los funerales las dos comunidades eclesiásticas secular y regular de esta ciudad, D, Antonio de Dios, Arcediano de Chinchilla y Juez de este Obispado, y los curas de Alpera y Yecla, D. Benito Gómez y D Miguel Ramón cuenca.

Para que en todo tiempo conste lo firme.

D. Pascual Marín Castaño
Rubricado.

Por Alfonso Hernández Cutillas. Septiembre 2023.

ecoVitab

Quizás te interese:

Archivado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *